Hace unos meses, concretamente en enero, te hablamos por primera vez del Rolls-Royce eléctrico y ahora acaba de confirmarse su desarrollo, a través de unas declaraciones de Torsten Mueller-Oetvoes, el CEO de la marca británica, a Bloomberg Television, según Automotive News Europe. 

Este proyecto tuvo su inicio en 2017, cuando la firma inglesa anunció que renunciaba a los híbridos para pasar a trabajar directamente en un vehículo totalmente eléctrico. Tres años después, Rolls-Royce patentó el nombre Silent Shadow, toda una declaración de intenciones.

Galería: Rolls-Royce Vision Next 100 Concept

De momento, nada se sabe de este modelo ecológico desde el punto de vista técnico. Igual sucede en cuanto a la fecha para el debut, ya que "sigue siendo un secreto", tal y como ha explicado Mueller-Oetvoes. Ni siquiera podemos asegurar que llegue antes de 2025.

El máximo responsable del fabricante premium recuerda que los Rolls-Royce no destacan por el contundente sonido mecánico, a pesar de que algunos emplean un bloque V12, así que los motores eléctricos encajan perfectamente en esta filosofía. 

Rolls-Royce Vision Next 100 Concept

Según nuestros compañeros de Motor1.com Global, los rumores sugieren que Rolls-Royce ya está analizando su tecnología ecológica en un Phantom de pruebas, aunque el vehículo de producción será un nuevo modelo independiente. Al parecer, BMW compartirá con la marca inglesa la tecnología que ofrece en el SUV iX y en el próximo i7.

El diseño del Rolls-Royce ecológico se inspirará supuestamente en el 103EX Concept de 2016, con formas muy elegantes, propias de la marca. Este prototipo ofrecía conducción autónoma e incluso carecía de controles del vehículo en el interior. Salvo sorpresa, el modelo de producción no será tan avanzado en ese campo.

El estatus de nicho de Rolls-Royce y su limitada producción significan que podrían pasar varios años antes de que el Silent Shadow llegue a los concesionarios, a pesar de que Reino Unido prohibirá la venta de coches de gasolina y diésel a partir de 2030. 

Suponemos que cuando este automóvil se ponga a la venta, dispondrá de una autonomía bastante destacada. Por ejemplo, el Mercedes-Benz EQS ya homologa 770 kilómetros con una sola recarga. En fin, quedamos a la espera de conocer más datos.

Fuente: Automotive News Europe