Eso sí, el que cocine que no vaya de esmoquin, por favor.

La primavera trae temperaturas suaves y más horas de luz, así que es un momento propicio para organizar barbacoas (ahora, mejor solo con tu núcleo de convivencia). Como todo en la vida, hay diferentes niveles para disfrutar de la comida. Nosotros te proponemos aquí el más lujoso que hemos visto nunca.

Imagínate que posees un Rolls-Royce Cullinan (casi nada) y tienes afición por este tipo de eventos culinarios. Ningún problema, la marca británica propone el Recreation Module, un módulo que se guarda en el compartimento retráctil del maletero con todas las herramientas necesarias para el chef. 

Galería: Recreation Module del Rolls-Royce Cullinan

Este espacio de 48 litros viene con tablas de cortar, todo tipo de cubiertos y por supuesto, la vajilla, incluido vasos para el refrigerio. Está todo perfectamente pensado. Eso sí, la barbacoa hay que prepararla alejado del coche y sin vestir de esmoquin, que luego los olores pasan factura...

En el caso de que se prefiera emplear el Recreation Module para otros menesteres, Rolls-Royce también ofrece la alternativa de dos sillas plegables hechas con fibra de carbono, aluminio cepillado y cuero, para sentarte y disfrutar del paisaje.

Recreation Module del Rolls-Royce Cullinan
Recreation Module del Rolls-Royce Cullinan

Por su parte, un fotógrafo estadounidense ha habilitado un espacio capaz de albergar equipos electrónicos como un dron, un iPad, un PC y ropa de recambio, para poder trabajar en cualquier lugar con el mejor material.

Todos los módulos son desmontables, por lo que los clientes pueden encargar otros diferentes y sustituirlos según sus necesidades. Por supuesto, el precio varía en función del grado de personalización requerido.

El Rolls-Royce Cullinan mide nada menos que 5,34 metros de longitud y se impulsa con un glorioso motor V12 biturbo, con 6,75 litros de cilindrada, capaz de desarrollar 570 CV. Por supuesto, el cambio es automático (convertidor de par de ocho velocidades) y dispone de dos ejes motrices.

Las tarifas de este SUV de máximo lujo comienzan en unos 280.000 euros, aunque los clientes más sibaritas verán aumentar ese desembolso en varios miles de euros más con todo lo que se ofrece opcionalmente.