Este SUV de máximo lujo y con motor V12 también resiste un trato exigente.

Sin duda, uno de los países donde más se comercializa el Rolls-Royce Cullinan es Emiratos Árabes Unidos. Allí, los petrodólares permiten sueños sobre ruedas como este, así que no nos extraña que haya aparecido un vídeo del coche en el desierto en plena acción.

En él, el SUV más lujoso del mundo demuestra que es capaz de aguantar un trato exigente. Parece que el objetivo es hacer ver a los jeques aún indecisos que el coche resiste cualquier clima y orografía, pero lo curioso es que la grabación no la ha hecho la marca británica. 

Galería: Rolls-Royce Cullinan por el desierto

Al parecer, la ha realizado un cliente que se propuso divertirse al máximo por las dunas de Dubái. Es más, el todocamino no experimentó ningún cambio técnico para hacer frente a este recorrido 'off road'. Incluso se grabó con los neumáticos de serie, que no son precisamente los más adecuados para la arena.

A pesar de que el desembolso ronda los 300.000 euros, el todocamino inglés no le teme a los desafíos y parece apto para asumir retos 4x4 bastante intensos. Ahora bien, si tú fueras el dueño del vehículo, ¿te atreverías a sacarlo en una jornada campera? Cualquier mínimo rasguño tiene que suponer un desembolso brutal...

En cualquier caso, toca disfrutar del vídeo y las fotos, porque las tomas y las imágenes son realmente artísticas, con el coche y la arena en perfecta armonía. Es cierto, el Cullinan no se atreve con grandes dunas, pero no nos podemos quejar. 

Rolls-Royce Cullinan por el desierto

El SUV británico, que mide 5,34 metros de largo y 2,16 de ancho, presume de un motor V12 de gasolina, que cubica 6,75 litros y posee dos turbocompresores. Esta mecánica entrega 571 CV de potencia y 850 Nm de par máximo, y se vincula a una transmisión automática con convertidor de par, de ocho velocidades.

Además de tracción total, cuenta con suspensión neumática, control de descenso de pendientes y el programa Off Road, específico para fuera del asfalto. Con todos estos elementos, el Cullinan se atrevió con el desierto de Dubái.

También hay que resaltar las cuatro ruedas directrices, esenciales para lograr una mayor agilidad y, por supuesto, la nueva plataforma fabricada en aluminio, con la que se reducen varios kilos en la báscula. No te entretengo más: dale al 'play' y disfruta de la grabación.