Descubierto en India, el SUV de 'lujo' es, en realidad, otro todocamino bastante más barato. ¿Cuál?

Si el Lamborghini Urus es el SUV más dinámico del mercado, probablemente, el Rolls-Royce Cullinan ostenta el título del todocamino más lujoso. No en vano, cuesta más de 300.000 euros. Si tu economía no da para tanto y quieres uno, tal vez esta solución, descubierta en India, puede serte útil. 

Eso sí, lo más seguro es que la gente empiece a sonreír a carcajada limpia a tu paso. La idea en cuestión es adquirir un Chevrolet Captiva y acoplarle una estructura exterior (desconocemos el material), que se asemeje al propio Cullinan.

Galería: Rolls-Royce Cullinan 2018

El inventor debe saber bastante de bricolaje, ya que no tiene que ser precisamente sencillo crear una 'capa' con ese diseño tan personal y que aguante sin desprenderse. 

Ciertamente, el resultado es horrible desde nuestra visión occidental, pero hay muchas horas de trabajo ahí metidas. Al menos, el frontal, la parte más exclusiva de todos los Rolls-Royce, muestra un diseño digno y parece bien integrado en el Captiva. 

El color dorado elegido va acorde a esta creación tan llamativa. Eso sí, se mezcla con el gris del Captiva, como puede verse en los montantes B y C del coche, dando un resultado bastante cutre. Por supuesto, las llantas de aleación son las originales del propio Captiva.

No sabemos de qué motor dispone; quizá, el atmosférico de gasolina, de 2,4 litros y 167 CV, que se vendía en España. En cualquier caso, nada que ver con el bloque V12 del Cullinan real, con 6,75 litros y 571 CV de potencia.  

Aun así, estamos convencidos de que el dueño del vehículo lo lucirá con orgullo cada vez que lo emplee y nosotros no somos nadie para chafarle la ilusión, así que... ¡que lo disfrute!