Lo sé, al primer vistazo has visto un Volvo XC90. No nos extraña lo más mínimo, porque el Geely Xingyue L luce un frontal realmente parecido al del SUV de lujo sueco, pero no podemos hablar de una copia pues, por si no lo sabes, Geely es dueño de Volvo (y de Lotus y del 50% de smart).

Por lo tanto, el 'jefe' ha pedido ayuda al 'empleado' para desarrollar un todocamino de lujo para el mercado chino y a la vista está que el resultado es muy bueno. Tanto, que este coche podría comercializarse en Europa perfectamente. 

Galería: Geely Xingyue L

"En 2020, con nuestro nuevo lenguaje de diseño y la pasión por llevar una idea a la realidad, concebimos un prototipo de SUV premium y refinado. Hoy, este concept de lujo se ha convertido en el Xingyue L", explicó el vicepresidente de Geely Design Shanghai, Guy Burgoyne, durante la presentación del vehículo.

No se a ti, pero la zaga, con esa tira luminosa uniendo los pilotos, nos recuerda a la del Audi Q8, aunque no podemos decir que ni mucho menos sea un calco. En el conjunto se mezclan con acierto inserciones cromadas y en negro brillante, además de llantas de aleación bicolor. 

Geely Xingyue L
Geely Xingyue L

Lamentablemente, no tenemos imágenes del interior completo, tan solo un par de instantáneas de detalles. No obstante, en ellas se puede apreciar el empleo de materiales nobles, como corresponde a un vehículo de este tipo. 

Además, el Geely Xingyue L presume de disponer el nivel 2 de conducción semiautónoma, en virtud de un control de crucero adaptativo y el sistema de mantenimiento del carril (por supuesto, 'herencias' de Volvo).

También es destacable el aparcamiento automático de forma remota: el coche puede aparcar por sí mismo en un área de 200 metros gracias al trabajo conjunto de 17 radares, cuatro cámaras exteriores y una interior, entre otros componentes. 

Bajo el capó, el Geely Xingyue L puede elegirse entre dos motores turbo de gasolina, ambos de 2,0 litros, con 218 (160 kW) y 238 CV (175 kW), desarrollados conjuntamente por Volvo y la firma china. La potencia se envía a las cuatro ruedas mediante el sistema de tracción total de sexta generación de la compañía BorgWarner.

El SUV se lanzará en China durante las próximas semanas, aunque también llegará a otros mercados. Como decíamos antes, tiene mimbres suficientes para aterrizar en Europa. ¿Veremos a Geely en España alguna vez? No lo descartes...