Han pasado ya tres años y medio desde que Mercedes-AMG desvelara en el salón de Frankfurt de 2017 el prototipo Project One, que adelantaba su próximo hiperdeportivo. Una espectacular bestia de calle, equipada con un motor heredado directamente de la Fórmula 1.

Desde entonces, la marca de Affalterbach nos ha ido ofreciendo datos e imágenes de su Mercedes-AMG ONE, y ahora le toca el turno a un breve vídeo, a modo de teaser, que nos deja ver el coche en circuito, suponemos que ya muy cercano a producción.

Lewis Hamilton conduce el Mercedes-AMG ONE

En este caso, el hipercoche de AMG luce una decoración con detalles en color rojo, un guiño a la nueva división E Performance de la casa, que probablemente se estrene oficialmente pronto, quizá con el Mercedes-AMG GT73e. 

Sin duda, el fabricante alemán tiene mucha fe en su futuro producto, que describe como "inconmensurable, increíble e inigualable". Desde luego, pocos coches podrán hacerle frente, a excepción de otras animaladas como el Aston Martin Valkyrie, por ejemplo. 

Galería: Mercedes-AMG One, nuevas fotos espía

Cabe recordar que el AMG ONE esconde una adaptación del motor turboalimentado que equipaba el monoplaza con el que Lewis Hamilton logró el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en el año 2015, el Mercedes F1 W06 Hybrid.

Se trata de un bloque V6 de gasolina, de 1,6 litros, capaz de girar a 11.000 rpm, que se combinará con cuatro motores eléctricos. La potencia total no se ha anunciado todavía, pero los rumores apuntan a una cifra de alrededor de los 1.200 CV, nada menos.

Lewis Hamilton conduce el Mercedes-AMG ONE

El propulsor de Fórmula 1 ha sido precisamente la causa de que el lanzamiento del modelo se haya retrasado, ya que la marca se ha topado con diversos problemas a la hora de adaptar el bloque a la carretera y, sobre todo, para conseguir que se atenga a la estricta normativa de emisiones WLTP.

Los afortunados propietarios de un AMG ONE, del que solo se fabricarán 275 unidades (todas ellas vendidas desde hace ya tiempo), tendrán que desembolsar algo más de 2 millones de euros por su salvaje 'juguetito'.