Desde el lanzamiento del primer modelo propio de CUPRA, el Formentor, mucho se ha hablado de una posible versión deportiva, que podría equipar el conocido bloque 2.5 TFSI de Audi, turboalimentado y con cinco cilindros. Los rumores apuntan a una potencia de alrededor de 400 CV.

Para amenizar la espera, el especialista alemán ABT ha anunciado una nueva preparación para el modelo, que lleva la potencia del motor 2.0 TSI hasta territorio inexplorado, y lo coloca muy cerca de la citada variante deportiva que todavía está por llegar.

Galería: ABT CUPRA Formentor

De serie, el bloque 2.0 TSI del Grupo Volkswagen alcanza los 310 CV de potencia y 400 Nm de par máximo en el Formentor más potente hasta la fecha, el VZ, pero ABT tiene en la manga 60 CV y 50 Nm adicionales.

Así pues, el preparador es capaz de exprimir el motor TSI hasta los 370 CV y 450 Nm, unas cifras que permiten al Formentor mejorar la aceleración de 0 a 100 km/h hasta los 4,6 segundos, es decir, tres décimas menos que recién salido de fábrica (4,9 segundos). 

ABT Cupra Formentor
ABT Cupra Formentor
ABT Cupra Formentor

El incremento de potencia y par se debe, principalmente, a un nuevo módulo de gestión electrónica del motor, el llamado ABT Engine Control, aunque también se puede añadir un sistema de escape ABT, con cuatro salidas de acero inoxidable, acabadas en negro mate y con un diámetro de 102 milímetros cada una. 

El especialista ofrece, además, un juego de muelles deportivos para la suspensión adaptativa, que permite reducir la altura de la carrocería en 35 milímetros. 

ABT Cupra Formentor

También está disponible una puesta a punto específica para la suspensión adaptativa del modelo, desarrollada junto al piloto Mattias Ekström que, curiosamente, acaba de firmar con el equipo ABT CUPRA XE, de la nueva categoría todoterreno Extreme E.

Por último, y como suele ser habitual, ABT ofrece una completa gama de llantas de aleación, en diversos diseños (las del coche de las imágenes son las llamadas GR), de entre 19 y 20 pulgadas de diámetro, y con llamativos acabados que, según el caso, pueden ser mate, por ejemplo.