Es una creación única para celebrar los 25 años del original.

Es probable que recuerdes el Volkswagen Polo Arlequín, uno de los coches más coloridos que se han fabricado nunca, cuya producción arrancó allá por 1995, casi por casualidad, ya que no estaba planeado.

Ahora, 25 años después (casi 26) de su lanzamiento, la división holandesa de Volkswagen ha querido hacer un homenaje a esta llamativa versión del utilitario de la casa, que vendió 3.806 ejemplares, precisamente para celebrar su aniversario.

Galería: Volkswagen Polo Arlequín 2021

Todo comenzó en 1994, cuando Volkswagen lanzó la tercera generación del Polo, que resultó ser un gran paso adelante con respecto a su predecesor, en todos los sentidos. Fue el primer Polo con puertas traseras (opcionales) e incorporó soluciones como airbags, ABS y pretensores para el cinturón de seguridad.

El Arlequín, que en un principio ni siquiera estaba planeado, fue el resultado de las demandas de los clientes (tras ver coloridos Polo en concesionarios, utilizados para la promoción del nuevo modelo), por lo que la marca decidió fabricar 1.000 unidades del coche (aunque luego serían bastantes más), pintado en cuatro colores diferentes. 

Volkswagen Polo Arlequín 2021
Volkswagen Polo Arlequín 2021
Volkswagen Polo Arlequín 2021

De hecho, diferentes elementos como el capó, las puertas, las aletas, los paragolpes o el techo, lucían cada una un color, y los clientes no podían elegir un patrón concreto ni pedir que el coche tuviera un color base específico. Resultaba una especie de sorpresa, de manera que los compradores descubrían el aspecto final de su coche una vez se entregaba.

Un one-off a modo de homenaje

Si bien el Polo Arlequín nunca se vendió oficialmente en Holanda, algunas unidades sí que acabaron en el país, probablemente llegadas de Alemania. En España también tuvimos algunos Arlequines y, de hecho, todavía se puede ver alguno por la calle.

En Estados Unidos, por ejemplo, llegó a venderse un Golf Arlequín, mucho menos conocido, que seguía un patrón de colores parecido y se fabricó en Puebla (México), ya que el Polo no estaba a la venta en Norteamérica.

Volkswagen Polo Arlequín 2021

Precisamente en Países Bajos, Volkswagen ha creado un Polo 2021 Arlequín, que es un ejemplar único o one-off, para celebrar los 25 años del modelo. En este caso, la unidad en cuestión luce un techo rojo, aletas azules, paragolpes frontal amarillo, capó turquesa y puertas turquesas y amarillas, por ejemplo.

En principio, se trata de un coche único, de manera que no existe ninguna intención de fabricarlo ni comercializarlo en serie, aunque no descartamos la idea en caso de que la acogida de este prototipo sea apabullante.