La berlina checa hereda un motor turbodiésel de cuatro cilindros TDI, con 2,0 litros y 200 CV.

Si hacemos memoria, el pasado año, se renovaron los cuatro compactos del Grupo Volkswagen: el Golf, el Audi A3, el SEAT León y el Skoda Octavia. A este cuarteto, les siguió toda una serie de nuevas versiones, incluyendo algunas variantes híbridas enchufables.

Por supuesto, también hubo versiones deportivas que llegaron un poco más tarde, incluyendo, en el caso del Skoda Octavia, una nueva variante híbrida enchufable con 245 CV de potencia.

Galería: Skoda Octavia RS 2020

El Skoda Octavia dispone, desde ya, de tres variantes deportivas, a saber, el Octavia RS iV, el Octavia RS con motor de gasolina, con los 245 CV procedentes de su motor 2.0 TSI también, y ahora el Octavia RS 2.0 TDI con 200 CV.

En realidad, comparte mecánica con el Volkswagen Golf GTD, que también está equipado con el mismo propulsor y ha estado disponible en otros mercados europeos, aunque no en España.

Debemos recordad que la última generación del Skoda Octavia RS ya estaba equipada con este motor, aunque en este caso la potencia se reducía a 184 CV. El actual es una evolución del bloque EA288 de la generación anterior, con numerosas modificaciones, como la inclusión de un nuevo turbocompresor, un nuevo sistema de admisión y un nuevo cigüeñal.

Skoda Octavia RS 2020

Una de las ventajas de esta versión deportiva turbodiésel es, por supuesto, es su consumo de combustible y, por tanto, las emisiones de CO2. DE este modo, la nueva versión de la berlina checa anuncia unas emisiones de 129 g/km, mientras que la versión de gasolina 2.0 TSI llega a los 153 g/km.

Skoda Octavia RS 2020

Esta diferencia se refleja en otros países europeos, por ejemplo en Francia, en una penalización en el impuesto de matriculación. Por ejemplo, en el país galo, la diferencia de precio entre el 2.0 TDI y el 2.0 TSI es de aproximadamente 800 euros, a favor del primero.

En cuanto a los precios del Octavia RS 2.0 TDI 200 CV, en nuestro país parten de los 38.705 euros para la versión equipada con la caja de cambios automática de doble embrague DSG. Los pedidos ya se pueden realizar a través de la red comercial de Skoda.