La agrupación suma 18 unidades nuevas a su parque móvil.

Casi dos años después de estrenar una flota de casi 100 Alfa Romeo Stelvio, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil acaba de hacer una nueva adquisición a la compañía italiana, añadiendo más unidades del SUV de Alfa Romeo a su flota de vehículos patrulla.

En concreto, la Guardia Civil se ha hecho con 18 nuevos Alfa Romeo Stelvio, equipados con motores gasolina y diésel, aunque no sabemos cuántos de ellos recurren a cada combustible.

Lo que sí sabemos es que las 18 unidades gozan de tracción total Q4, cajas de cambio automáticas de ocho velocidades (con convertidor de par y firmada por el especialista ZF) y motores turboalimentados de cuatro cilindros en línea.

Alfa Romeo Stelvio de la Guardia Civil de Tráfico.

En el caso de los ejemplares de gasolina, hablamos de versiones con motor 2,0 litros y 200 CV de potencia, mientras que los de gasóleo recurren al bloque turbodiésel, de 2,2 litros y 190 CV.

En cuanto a prestaciones, ninguna de las dos opciones está nada mal. El gasolina es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos y tiene una velocidad punta de 215 km/h, mientras que la versión diésel registra 7,6 segundos en la marca de aceleración y su velocidad máxima es de 210 km/h.

Ambas motorizaciones cumplen la normativa de emisiones Euro 6 D Fase II y, gracias a la tracción a las cuatro ruedas, estos coches permitirán a los miembros de la Agrupación de Tráfico circular en vías que, debido a la meteorología, estén en mal estado.

Alfa Romeo Stelvio de la Guardia Civil
Alfa Romeo Stelvio de la Guardia Civil (mayo de 2019).

La dotación de equipamiento de estos nuevos vehículos incluye faros bi-xenón adaptativos (AFS), reconocimiento de señales de tráfico, cámara de visión trasera, sensores de aparcamiento, alerta de cambio involuntario de carril y, lógicamente, un puente luminoso con tecnología LED, sirena y todo lo necesario para un coche patrulla.

Estos modelos tienen un precio de tarifa en España que, en ambos casos, ronda los 50.000 euros, aunque estamos seguros de que la Guardia Civil los habrá conseguido por un importe bastante inferior.