Hace unas semanas pudimos ver cómo el brutal Ford Mustang Hoonicorn de Ken Block se merendaba sin problema a un superdeportivo como el McLaren Senna, y la saga de 'Hoonicorn vs The World' continúa. Hoy es el turno del Mustang de serie más potente de la historia.

¿En qué mundo podría un Shelby GT500 de 771 CV batir al Hoonicorn, un coche de carreras de tracción total, con casi el doble de potencia y muchísimo menos peso? Puede que el Shelby tenga cero posibilidades, pero la idea no es ver una lucha equitativa.

De hecho, esta nueva serie del canal de Hoonigan's tiene como protagonista al Hoonicorn, y el objetivo de la saga parece ser poner en evidencia lo tremendamente rápido, salvaje y capaz que es el Mustang del amigo Ken Block.

Galería: Ford Shelby GT500 2020

Hasta el momento, ningún competidor ha estado cerca de ganar al Mustang, y eso que se ha enfrentado al Senna, al Ferrari F8 Tributo, al Audi RS 3 más rápido del planeta, a un Volkswagen Passat V8, a un Dodge Viper ACR o a un Ford GT Carbon Series, entre otros.

El único modelo que ha dado algo de guerra al coche de Block es el Mazda RX-7 de cuatro rotores de Rob Dahm, que también goza de tracción a las cuatro ruedas y equipa un gigantesco turbocompresor y una caja de cambios secuencial.

Como el resto de estas carreras de aceleración al mejor de tres, primero ambos coches se enfrentan a una carrera desde parado al uso, pero después siempre hay alguna prueba en la que el coche 'visitante' tiene algún tipo de ventaja frente al Hoonicorn.

Ford Mustang Hoonicorn de Ken Block

En este caso, el vídeo del GT500 arranca confirmando que, efectivamente, el coche de calle es mucho, pero mucho más lento que el de carreras, y es evidente que le cuesta transmitir toda la fuerza de su motor V8 al suelo, utilizando exclusivamente las ruedas posteriores.

Si quieres descubrir el resultado de estas carreras de aceleración, o simplemente disfrutar del espectáculo y de la banda sonora de estos dos Mustangs, sube el volumen y dale al play.