Estamos en época de regalos navideños, y no hay mejor obsequio para un amante del automóvil que poder disfrutar de un mítico icono de finales de los años ochenta, como el Ferrari F40, que fue el último Cavallino cuyo lanzamiento fue supervisado por el propio Enzo Ferrari. 

Hoy os traemos un vídeo en el que uno de los 1.315 Ferrari F40 fabricados da rienda suelta a su motor biturbo en un tramo sin límite de una Autobahn alemana, aunque el propietario también aprovecha algún túnel para deleitarse con el sonido del bloque de ocho cilindros. 

Galería: Ferrari F40 1987

Así pues, es una de esas ocasiones especiales en las que has de subir el volumen de tu dispositivo, ya sea el ordenador, el teléfono móvil, una tablet o un portátil. Y si tienes unos auriculares a mano, mejor que mejor.

En este caso no hablamos de un Ferrari F40 corriente, ya que está equipado con un sistema de escape Tubi Inconel LM Competition, fabricado con una superaleación con base níquel-cromo, utilizada en Fórmula 1 (Inconel) y, además, con tramos de escape rectos. Todo un espectáculo de coche, vaya.

Ferrari F40: dimensiones y habitáculo

Además, el conductor no tiene reparo en exprimir el espectacular motor 2,9 litros V8 biturbo, que no sabemos si es estrictamente de serie o si lleva alguna modificación, más allá del propio sistema de escape, que seguro que mejora ligeramente las cifras.

Recién salido de fábrica, el V8 del Ferrari F40 ofrecía una potencia de 487 CV a 7.000 rpm, así como un par motor máximo de 577 Nm a 4.000 vueltas.

Ferrari F40

Estas cifras, que quizá hoy en día parezcan modestas frente a las de la artillería moderna de Ferrari, McLaren o Lamborghini, en 1987 eran una auténtica burrada, y por ello el F40, que era prácticamente un coche de carreras para la calle, se convirtió en uno de los supercoches más salvajes de su época.

Sin más, te dejamos con el vídeo, porque no tiene desperdicio. ¡Quién pudiera estirar las piernas de un Ferrari F40 en un tramo sin límite de velocidad de una Autobahn!