Desde luego, este SUV urbano, al que ya casi consideramos un 'clásico', es un auténtico superviviente.

Sin lugar a dudas, nos declaramos fans absolutos de Peugeot y de todos esos modelos 'extraños' y curiosos que la marca vende por el mundo... y que no nos importaría poder conducir, la verdad.

Con esta afirmación nos referimos a coches que nunca se han comercializado en España, como el Landtrek, pero también, a auténticos clásicos como los Peugeot 206 y 405, que todavía subsisten en mercados como Irán o Azerbaiyán.

Y, aunque no se trata de un modelo tan mediático, también nos alegra que el Peugeot 2008 de primera generación, el SUV original, esté disfrutando de una 'placentera' segunda vida, en mercados tan recónditos como Argentina o Sudáfrica. ¿Quieres conocer su historia?

Galería: Prueba Peugeot 2008 2017

Si viajamos hasta Sudáfrica, descubriremos que este 'león' se ofrece con dos acabados, Allure y GT-Line (los más completos), asociados al motor turboalimentado de gasolina 1.2 THP, con 110 CV de potencia.

Además, aunque la tracción siempre recae sobre el eje delantero, se puede escoger entre una caja de cambios manual o la automática con convertidor de par EAT6, ambas con seis relaciones. ¿Su precio? Desde 374.900 rands, que equivalen a unos 21.000 euros.

Dicha cifra es similar a los 21.600 euros en los que parte el nuevo Peugeot 2008 2020 en nuestro mercado, sin incluir los descuentos promocionales. Por tanto, esta vez, el precio no resulta un reclamo demasiado llamativo.

Otra cosa es lo que sucede con el 2008 original en Argentina, donde el precio de ataque parte de 1.711.700 pesos argentinos, que al cambio actual, son unos 16.900 euros. 

Eso sí, mención aparte requería el mercado de Chile, donde costaba desde 13.490.000 pesos chilenos, el equivalente a unos 15.200 euros. Sin embargo, allí ya ha llegado el nuevo 2008, acabando con la historia del modelo 'clásico'. 

Galería: Prueba Peugeot 2008 BlueHDI 100 GT Line