Este modelo se comercializó como el Dongfeng-Citroën C2 en el país asiático.

Somos plenamente conscientes de que hay una verdadera legión de aficionados al Peugeot 206 y, de hecho, muchas personas todavía mantienen en uso su utilitario francés. Por eso, estamos convencidos de que esta noticia les va a resultar curiosa y entretenida. 

La protagoniza el Donfeng-Citroën C2 que, en realidad, es el propio 206 configurado para China, con un frontal típico de la marca de los chevrones durante la primera década del siglo XXI. ¡Menudo ornitorrinco!

Galería: Peugeot 206 de China

Este coche tan peculiar estuvo a la venta entre los años 2006 y 2013, e incluso dispuso de una variante crossover, tan de moda en la actualidad, por nombre Cross, que presentaba una mayor altura libre al suelo y una estética campera. El modelo también se comercializó con el acabado VTS, de aspecto deportivo. 

Los dos motores disponibles eran de gasolina, con aspiración atmosférica y culata de 16 válvulas. El de acceso cubicaba 1,4 litros y entregaba 76 CV a 5.300 rpm, así como un par máximo de 120 Nm a 3.400 vueltas. El más potente llegaba a 1,6 litros y desarrollaba 106 CV a 5.850 rpm y 142 Nm a 4.000 vueltas.

De serie, el Peugeot 206 de china trabajaba con un cambio manual de cinco velocidades, aunque la versión de 106 CV disponía opcionalmente de una transmisión automática de cuatro marchas (infinitamente peor que la actual caja EAT8 del Grupo PSA). 

Peugeot 206 de China

Por lo demás, solo se vendía con carrocería de cinco puertas y, además del frontal, llamaban poderosamente la atención los pilotos con tulipa transparente, una solución que se puso de moda en el mundo tuning, así como el marcado spoiler trasero y la salida de escape a la vista. 

El Peugeot 206 de China (o Dongfeng-Citroën C2, recordemos) medía 3,87 metros de longitud y ofrecía un maletero de 245 litros. Desde luego, era mucho más pequeño que el actual 208, su sustituto actual, que declara 4,05 metros de longitud y 309 litros para el equipaje. 

Otros componentes que incorporaba y que ya no son nada habituales en los vehículos modernos son los tambores traseros y embellecedores de ruedas (tapacubos, para que nos entendamos) de 14 pulgadas. Si bien, había versiones con llantas de aleación de 15 pulgadas.

Nuestro protagonista se comercializaba por un precio de acceso de 71.800 yuanes, que al cambio actual son 9.200 euros. Desde luego, resultaba un modelo curioso y confirma los gustos tan diferentes que se pueden tener en diferentes partes del mundo. 

Galería: Peugeot 206, fotos históricas