En cualquier caso, no sabremos la decisión definitiva hasta 2022.

Fue en la primavera de 2018, momento en que Ford presentó una puesta al día de su Ford Mustang, cuando escuchamos los primeros rumores sobre una posible versión con tracción total del mítico 'pony car'. Por entonces, un directivo de la compañía aseguró que estaban barajando esta posibilidad.

Casi tres años después, parece que Ford todavía no ha tomado una decisión al respecto, ya que un nuevo rumor asegura que la posibilidad de un Mustang de tracción integral sigue estando sobre la mesa.

Según la publicación FordAuthority, el Mustang AWD todavía no se ha descartado. El gigante americano no ha tomado aún una decisión, pero la puerta sigue abierta a esta idea, tal y como demuestran las recientes declaraciones de Jim Owens, responsable de Marketing de Ford Performance.

Galería: Ford Mustang Shelby GT500 2020

"Como todos sabemos, el Dodge Challenger ofrece tracción total. Siempre estamos buscando diferentes tipos de prestaciones, pero de momento no tenemos nada que anunciar", ha afirmado Owens, en una entrevista a la citada publicación, especializada en la marca.

En todo caso, de hacerse realidad, hablaríamos de una versión basada ya en la futura generación del modelo, con código interno S650, que debería lanzarse en 2022 o 2023, y que seguramente contará también con una versión híbrida, o con algún tipo de electrificación. 

Desde el lanzamiento del modelo, allá por 1964, el Ford Mustang no ha contado nunca con una versión de dos ejes motrices, de manera que, de hacerse realidad esta hipotética versión, sería el primer Mustang de tracción integral de la historia (al menos de producción). 

Ford Mustang Shelby GT500 2020

Es cierto que el Ford Mustang Mach-E sí ofrece versiones de tracción total, pero a pesar del nombre, considerar que este SUV forma parte de la familia del histórico modelo es, quizá, algo atrevido.

Es muy probable que los más puristas no estén demasiado contentos si finalmente el Mustang de tracción integral recibe la luz verde para producción, aunque el hecho de que la gama ofrezca más opciones, conservando las variantes de propulsión, no debería ser algo negativo.