El modelo también estrena ligeros cambios estéticos.

La marca de Ingolstadt acaba de desvelar el renovado Audi SQ5 TDI, la variante de corte deportivo que sigue los pasos de la actualización del modelo convencional, el Audi Q5 2021, presentado hace unos meses. Según la marca, este SUV es ahora más eficiente y deportivo que nunca, y estrena tanto cambios estéticos como tecnología. Llegará a los concesionarios españoles de la marca en el primer trimestre de 2021, desde 78.150 euros.

Esta puesta al día para el todocamino deportivo de la familia cuenta con un motor turbodiésel V6, de 3,0 litros, que ofrece una potencia de 341 CV (ligeramente inferior a los 347 CV que disponía hasta ahora), así como un par motor máximo de 700 Nm. Según la marca, la entrega de potencia ahora es más suave, pero también más contundente al mismo tiempo.

Galería: Audi SQ5 TDI 2021

El tope de gama del Q5, lanzado originalmente en otoño del año 2012, fue el primer modelo S de Audi en contar con un motor turbodiésel. Prestaciones y eficiencia para el SQ5 TDI, que en este caso anuncia un consumo medio homologado (NEDC) de 7,0 litros cada 100 kilómetros, además de un 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y una velocidad máxima limitada a 250 km/h, cifras idénticas a las del modelo saliente.

Entre los cambios en el 3.0 V6 TDI destacan pistones de acero forjado (y no de aluminio), inyectores de alta precisión, modificaciones en el sistema de admisión y en el turbocompresor o mejoras de aislamiento en el colector de escape, por poner algunos ejemplos. El bloque también incorpora un compresor eléctrico (EPC), que actúa a bajas revoluciones.

Audi SQ5 TDI 2021
Audi SQ5 TDI 2021
Audi SQ5 TDI 2021

De serie, el V6 se combina con la transmisión automática tiptronic, con convertidor de par y ocho velocidades, y también con el sistema quattro de tracción total permanente, que en condiciones normales reparte el par motor en una proporción 40:60 (delante/detrás), aunque hasta un 85% de la fuerza puede ir a parar al eje trasero cuando sea necesario. De forma opcional, se ofrece un diferencial deportivo para el tren posterior.

Como en el SQ5 TDI original, el sistema de escape cuenta con un resonador que convierte al modelo en uno de los diésel que mejor suenan del mercado, con un gorgoteo que llega incluso a recordar al de un motor de ocho cilindros en V. También hay presentes dos catalizadores SCR, que funcionan mediante AdBlue.

Audi SQ5 TDI 2021

Además, este 3.0 TDI es microhíbrido, ya que cuenta con un sistema eléctrico de 48 V y un pequeño motor de arranque/alternador, junto a una batería de iones de litio. Según la marca, este sistema es capaz de regenerar hasta 8 kW de potencia en deceleraciones, y el SUV puede funcionar en modo vela, con el motor apagado, durante 40 segundos.

Por su parte, el SQ5 TDI equipa de serie llantas de aluminio de 20 pulgadas de diámetro, si bien en opción hay juegos de 21 pulgadas, de los catálogos de Audi o Audi Sport. La suspensión deportiva S, por cierto, cuenta con amortiguadores activos y reduce la altura de la carrocería en 30 milímetros, con respecto a un Q5 normal, aunque también hay una suspensión neumática en opción, que añade además un modo off-road adicional al selector Audi drive select.

Audi SQ5 TDI 2021

En el habitáculo, en gris y negro, encontramos asientos deportivos (con tres opciones de tapicería) y molduras de aluminio, que opcionalmente pueden ser de carbono o en acabado negro piano, además de un MMI Touch con pantalla de 10,1 pulgadas, un cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas o un Head-Up Display en opción.

Para terminar, el SQ5 también estrena un diseño algo más afilado, con la parrilla delantera específica de los modelos S, así como faros LED (Matrix LED en opción) y pilotos en tecnología OLED.