Incorpora cambios estéticos y de equipamiento, pero no mecánicos.

A principios del pasado mes de septiembre, Hyundai presentó la actualización de uno de sus modelos SUV, el Hyundai KONA 2021, y ahora la firma coreana presenta la renovada versión eléctrica, es decir, el Hyundai KONA EV 2021, que estrena diferentes cambios tanto a nivel estético como en lo referido a dotación de equipamiento y tecnología.

El modelo de cero emisiones, lanzado en 2018, ha vendido ya más de 120.000 unidades a nivel global, en menos de dos años, de manera que ha sobrepasado todas las expectativas del propio fabricante, gracias entre otras cosas a una autonomía de hasta 482 kilómetros en ciclo WLTP, que ahora se ha incrementado en 2 kilómetros.

Para empezar, el renovado KONA EV luce un diseño ligeramente diferente, protagonizado por un frontal de nuevo aspecto, con líneas más limpias, luces de conducción diurna de tipo LED que también son de nueva factura o unos faros más estilizados, que ahora se extienden ligeramente hacia las aletas delanteras. El KONA eléctrico es ahora 2,5 centímetros más largo que antes. 

Galería: Hyundai Kona EV 2021

También son nuevas las entradas de aire adicionales, situadas justo delante de los pasos de rueda. La toma de recarga del modelo, por cierto, se encuentra precisamente en la parte delantera, donde se ubicaría la calandra en un coche convencional, con motor de combustión.  Tanto el paragolpes delantero como el trasero cuentan con dos listones cromados, mientras que la zaga incorpora unos pilotos más anchos.  

La marca ofrece un total de 16 colores de carrocería para el KONA EV, de los cuales nueve son de estreno. También existe la opción de pintar el techo en un color de contraste, ya sea negro Phantom o blanco Chalk, y en el interior hay paquetes bitono con tapicería de cuero, tela o mixta. En cualquier caso, la disponibilidad de colores depende de cada mercado y, de momento, no sabemos si todas las opciones se ofrecerán en España.

Hyundai Kona EV 2021
Hyundai Kona EV 2021
Hyundai Kona EV 2021

El habitáculo también recibe algunas novedades, como un cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas o una toma USB para la consola central trasera, y se mantiene en la oferta de opcionales la pantalla multimedia de 10,25 pulgadas, que incluye servicios conectados y es compatible con Apple CarPlay y Android Auto (la pantalla de serie, de 8,0 pulgadas, también ofrece esta conectividad, inalámbrica además). 

A partir de ahora, el llamado Bluelink permitirá a los clientes controlar y supervisar diferentes aspectos del vehículo desde una aplicación para smartphones. Se puede consultar la autonomía disponible, el estado de la batería o el tiempo de carga cuando el coche está conectado, y también se puede programar la propia carga a la hora deseada por el usuario o activar la preclimatización remota del habitáculo.

Hyundai Kona EV 2021

Donde no hay cambios es en el sistema de propulsión eléctrico del modelo, que sigue ofreciendo dos baterías diferentes, de 39,2 y 64 kWh, así como dos niveles de potencia. La versión básica ofrece 136 CV (100 kW) y 395 Nm de par máximo, mientras que la de la batería más generosa alcanza los 204 CV (150 kW), si bien el par es idéntico.

En el primer caso hablamos de hasta 305 kilómetros de autonomía (WLTP), mientras que la variante tope de gama anuncia hasta 484 kilómetros (2 kilómetros más que antes, gracias a nuevos neumáticos). También varían las prestaciones. Con la batería pequeña, el 0 a 100 km/h lleva 9,9 segundos, frente a los 7,9 segundos de la versión más potente, y la velocidad máxima es de 155 o 167 km/h, respectivamente.

Hyundai Kona EV 2021
Hyundai Kona EV 2021
Hyundai Kona EV 2021

De manera opcional, el KONA EV ofrece un cargador de a bordo trifásico, de 10,5 kW, que acorta los tiempos de recarga. Hablamos de 4 horas y 20 minutos en el caso de la versión con batería de 39,2 kWh, y de 6 horas y 50 minutos para la variante con la batería de 64 kWh (frente a 6 horas, y 9 horas y 15 minutos, respectivamente, con el cargador integrado de 7,2 kW).

Por último, el KONA eléctrico incluye un sinfín de sistemas de asistencia a la conducción, incluyendo la alerta de tráfico cruzado posterior, el asistente de ángulo muerto o el aviso de salida segura para los pasajeros traseros, que se suman a las ya habituales, como el control de crucero con Stop&Go, el asistente de mantenimiento de carril o la alerta inteligente de límite de velocidad, por ejemplo.