Todavía no está claro si se trata de la variante Gazoo Racing Masters of Nürburgring.

Disponible en España por un precio de 32.900 euros, el genial Toyota GR Yaris es uno de los deportivos más esperados del año, gracias a una receta de lo más interesante, que combina un motor 1,6 litros de gasolina, turboalimentado, de tres cilindros y que ofrece 261 CV, con un cambio manual de seis marchas y un sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Además, con apenas 1.280 kilogramos, ofrece una relación entre peso y potencia de 4,9 kg/CV y unas prestaciones de primer orden. Anuncia un 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y una velocidad máxima limitada a 230 km/h.

Galería: Posible Toyota Yaris GRMN, fotos espía

Y, por si fuera poco, está disponible una variante denominada Circuit Pack (37.900 euros), que añade un diferencial autoblocante Torsen en cada eje, una puesta a punto específica para la suspensión, llantas forjadas de 18 pulgadas y neumáticos Michelin Pilot Sport 4S en dimensiones 225/40 R18.

A pesar de que ni siquiera lo hemos visto todavía en la calle, parece que Toyota ya está preparando una versión todavía más radical, que podría ser el Yaris GRMN, si bien este extremo no ha sido confirmado todavía por la compañía.

Posible Toyota Yaris GRMN, fotos espía

En cualquier caso, si se tratara de la versión GRMN (Gazoo Racing Masters of Nürburgring), estaríamos hablando de un coche más potente y deportivo que el GR Yaris, que podría exprimir todavía más potencia del motor tricilíndrico y tener una puesta a punto aún más exquisita.

De momento no podemos asegurar que se trate, en efecto, del Yaris GRMN, pero tanto los aletines aerodinámicos delanteros como el gran spoiler de techo trasero, parecen indicar que este coche está un nivel por encima del GR Yaris.

Posible Toyota Yaris GRMN, fotos espía

Resultan curiosos también los pasos de rueda ventilados, una suspensión que aparenta ser algo más baja que la del modelo convencional y unas llantas que son diferentes para cada eje, y que en el caso de las traseras, están parcialmente carenadas.

Aunque Toyota admitió en su idea que barajaba la posibilidad de una versión más ligera y potente de este coche, en realidad también podría tratarse de una variante de competición del GR Yaris. Así pues, tendremos que esperar a que la marca japonesa nos saque de dudas.