Compartirá plataforma con la nueva generación del Yaris y anuncia un sistema híbrido de última generación.

Aunque su presentación debía haberse llevado a cabo durante el pasado salón de Ginebra, que fue cancelado, tampoco hemos tenido que esperar mucho para descubrir la última y esperada novedad de la firma japonesa: el nuevo SUV urbano de de la marca, llamado Toyota Yaris Cross 2020.

Así las cosas, hemos conocido las primeras imágenes de este nuevo todocamino, más pequeño que el C-HR, así como algunos detalles interesantes. Por ejemplo, que compartirá la plataforma GA-B con el Yaris 2020 o que llegará al mercado durante el año 2021.

También, que podrá tener tracción delantera o total (algo no demasiado habitual en su reñido segmento) y que se fabricará junto al utilitario de Toyota en la fábrica francesa de Valenciennes, de donde se espera que salgan unas 150.000 unidades al año.

Galería: Toyota Yaris Cross Hybrid 2020

El nuevo Toyota Yaris Cross 2020 llegará a su categoría con la tecnología híbrida como principal reclamo, aunque a diferencia de lo que pasó con el Yaris, en 2012, sí que se va a encontrar con algún rival a su llegada, como el Hyudai KONA Híbrido o el Jeep Renegade 4xe (híbrido enchufable y 5 centímetros mayor).

Bajo una carrocería de 4,18 metros de largo, 1,77 de ancho y 1,56 de alto, se esconde la cuarta generación del sistema Toyota Hybrid, que deriva directamente de los que emplean modelos mayores, como el Corolla o el RAV4, con mecánicas de gasolina de 2,0 y 2,5 litros, respectivamente.

En el caso del Yaris Cross, al igual que sucede con el Yaris 2020, se recurre a un propulsor térmico de gasolina, de aspiración atmosférica y ciclo Atkinson, con 1,5 litros y arquitectura de tres cilindros, diseñado para reducir la fricción interna y optimizar la combustión. Respecto a la potencia máxima combinada, está cifrada en 116 CV.

De la parte eléctrica no han trascendido demasiados detalles, aunque si es como la del Yaris (todo indica a que sí) contará con una unidad eléctrica, de 59 kW y 141 Nm, y una nueva batería, de iones de litio.

Toyota Yaris Cross Hybrid 2020

Según afirma el propio fabricante, la eficiencia térmica de este propulsor alcanza hasta el 40%, lo que le permite asegurar "un gran ahorro de combustible y bajas emisiones de CO2". Eso sí, por el momento, no hay datos homologados de consumo.

Lo que sí se han anunciado son las emisiones del nuevo modelo, acordes al ciclo WLTP, que son inferiores a los 120 g/km, en las versiones con tracción delantera, y por debajo de 135 g/km, si se recurre a la tracción AWD-i.

Toyota Yaris Cross Hybrid 2020

Más allá de la estética propia de un SUV, así como detalles de diseño distintivos, como unas llantas de aleación de 18 pulgadas o el color Brass Gold, este nuevo modelo busca ofrecer un puesto de conducción elevado y una amplitud acorde a sus dimensiones.

Eso sí, todavía no sabemos si será mucho más espacioso que un Yaris o qué capacidad ofrecerá el maletero. En este sentido, solo se ha anunciado que los respaldos de los asientos traseros podrán reclinarse en configuración 40:20:40.

Comparado con el Yaris, anuncia la misma distancia entre ejes (2,56 metros), pero una longitud 24 centímetros mayor, algo que se explica en el hecho de que crezcan los voladizos: 6 centímetros, el delantero, y 18, el trasero. Por lo demás, resulta 9 centímetros más alto y 2 más ancho, mientras que la altura libre al suelo apenas crece en 3 centímetros.

Toyota Yaris Cross Hybrid 2020

En el aspecto dinámico, las versiones dotadas del sistema AWD-i disfrutan de las cuatro ruedas motrices, sin necesidad de contar con una unión física entre ejes, gracias al esquema híbrido. De hecho, el sistema transfiere par al eje trasero cuando se inicia la marcha y se acelera; luego, en condiciones normales, funciona como un tracción delantera.

Otro supuesto en el que la tracción 4x4 se conecta, automáticamente, es cuando se detecta una pérdida de adherencia, producida por un firme resbaladizo, como lluvia o nieve, o cuando se circula fuera del asfalto.

Para finalizar, solo nos queda hablar de las ayudas electrónicas a la conducción, que quedan englobadas en la última evolución del paquete Toyota Safety Sense, por lo que se incluirán elementos como el control de velocidad de crucero adaptativo o el sistema activo de mantenimiento de carril, entre otros.