El especialista alemán ofrece tres niveles de preparación para el motor 4.0 V8, biturbo.

Para muchos, el Mercedes-AMG GT de cuatro puertas es la berlina más salvaje y deportiva del mercado, con permiso de modelos como el Porsche Panamera, por ejemplo. Es cierto que no se queda corto de potencia, sobre todo, en la versión GT 63 S, con 639 CV y 900 Nm. Sin embargo, son muchos los preparadores que han decidido "meterle mano".

El último de ellos, tras las creaciones de BRABUS, Performaster y Posaidon, es el especialista G-Power, que aunque habitualmente trabaja sobre modelos BMW, ahora propone una serie de mejoras para esta brutal berlina, con el llamado G-POWER GP 63 Bi-TURBO. Además, ofrece tres niveles de potencia diferentes.

Galería: Mercedes-AMG GT 63, preparado por G-Power

El motor V8 de 4,0 litros, biturbo, alcanza hasta 800 CV y 1.000 Nm, con el nivel de preparación más bestia de G-Power. Recordemos que, en todo caso, el modelo de Affalterbach recurre a la tracción a las cuatro ruedas, de manera que debería serle más fácil transmitir semejante fuerza bruta al asfalto.

Según el preparador germano, las diferentes modificaciones para el modelo de Mercedes-AMG consiguen mejorar tanto las prestaciones (aunque no hay cifras declaradas) como la respuesta del motor y la entrega de par, pero al mismo tiempo, optimizando el consumo de combustible.

Mercedes-AMG GT 63, preparado por G-Power
Mercedes-AMG GT 63, preparado por G-Power
Mercedes-AMG GT 63, preparado por G-Power

¿Cómo se consigue esta mejora? Pues, básicamente, mediante un módulo de gestión electrónica para el propulsor (3.595 euros, impuestos incluidos en Alemania), nuevos turbocompresores para el V8 (6.390 euros), secciones rectas para el escape (5.360 euros), filtros de aire deportivos (238 euros) o un sistema de escape totalmente nuevo, fabricado en acero (4.850 euros).

Además, G-Power propone otros dos niveles de preparación, para aquellos clientes que quieran una ligera mejora, pero no cifras tan disparatadas (aunque no andan muy lejos, ciertamente). Cabe aclarar también que esta mejora para el motor V8 también está disponible para otros modelos de Mercedes-AMG que equipen el mismo propulsor M177.

Mercedes-AMG GT 63, preparado por G-Power

Así pues, el llamado GP-700 ofrece una potencia de 700 CV (así como un par máximo de 950 Nm), mientras que el GP-750 se queda a medio camino, con 750 CV, si bien el par motor máximo sigue siendo de 1.000 Nm, nada menos. Ambas preparaciones, lógicamente, son más baratas que la de 800 CV. El primer módulo para la gestión electrónica del motor cuesta 2.495 euros, mientras que el segundo asciende a 2.995 euros.

Por último, a nivel estético, G-Power propone un juego de llantas forjadas Hurricane RR, en diseño de cinco radios dobles, disponibles tanto en 20 pulgadas (7.950 euros) como en 21 pulgadas (8.950 euros), y ya han anunciado que están desarrollando otro juego, denominado Hurricane RS y, en este caso, con diseño multirradio.