Es una auténtica salvajada, aunque hay dos opciones algo menos potentes.

Hace ya casi un año que conocimos el nuevo y brutal BMW M8 Competition, en carrocerías coupé y cabrio, pero es cierto que para algunos propietarios es posible que los 625 CV que ofrece el 'animalito' no sean suficientes, así que estarán esperando las propuestas de diversos preparadores.

La compañía alemana G-Power, que lleva más de 35 años poniendo a punto modelos de BMW, acaba de anunciar una serie de modificaciones para este GT de altos vuelos, en este caso en su variante descapotable o M8 Competition Cabriolet, que ha posado para las fotografías en una pista de hielo.

Galería: G-Power BMW M8 Bi-Turbo

Como hemos dicho, de serie, el motor 4,4 litros V8 biturbo, de gasolina, ofrece 625 CV y un par motor máximo de 750 Nm, pero G-Power ofrece tres niveles de preparación para llevar estas cifras un paso más allá. O varios, a decir verdad.

La firma ofrece tres etapas. La inicial eleva la potencia hasta los 720 CV y el par motor hasta los 850 Nm. Registros ya bastante importantes. Pero, si quieres más, puedes elegir la opción con catalizadores deportivos, que llega hasta los 770 CV y 930 Nm.

G-Power BMW M8 Bi-Turbo

No obstante, la preparación estrella de la casa es todavía más salvaje. Gracias a un software denominado GP820, a un sistema de escape de titanio y a la optimización de los dos turbos del bloque de ocho cilindros, el M8 se convierte en el G8M Bi-Turbo, con 820 CV de potencia y 1.000 Nm de par máximo, nada menos.

Si bien G-Power no ha ofrecido información sobre mejoras a nivel de prestaciones, semejantes números finales deberían dar como resultado una reducción en la aceleración de 0 a 100 km/h, que en el BMW M8 Competition de serie es ya una auténtica barbaridad, con 3,2 segundos.

G-Power BMW M8 Bi-Turbo

Por último, también se ofrecen llantas de aleación forjadas Hurricane RR, de 21 pulgadas de diámetro y calzadas con neumáticos Michelin en dimensiones 285/30 y 295/30, así como colas de escape decoradas con fibra de carbono. Además, es muy probable que la firma elimine el limitador electrónico de velocidad máxima del coche, ya que es algo que suelen hacer habitualmente.

Suponemos también que todas estas mejoras, y también los accesorios estéticos, estarán igualmente disponibles para el modelo de techo duro, es decir, el BMW M8 Competition en carrocería Coupé, y no únicamente para el Cabrio, ya que la mecánica es exactamente la misma.