Presenta mejoras mecánicas, pero también, fibra de carbono y componentes aerodinámicos.

El pasado mes de diciembre, el preparador alemán ABT anunció una serie de mejoras mecánicas para uno de los SUV de corte deportivo de Ingolstadt, el Audi SQ7 2020, que como sabemos recurre a un motor V8 turbodiésel. Ahora, el especialista ha mostrado también un kit de carrocería y un conjunto de aditamentos estéticos para convertir al modelo en una bestia todavía más imponente.

Si hace unos días conocíamos los nuevos Audi RS6-R y RS7-R, hoy es el turno del actualizado SQ7 que se vende en el mercado europeo. Un mastodonte que no esconde un motor de gasolina, sino un V8 TDI, con 4,0 litros de cilindrada y dos turbos, que además incorpora un compresor eléctrico.

Galería: ABT Audi SQ7

De serie, el Audi SQ7 ofrece una potencia máxima de 435 CV, así como un par motor de 900 Nm entre 1.250 y 3.250 rpm. Cifras suficientes para acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

Ahora, gracias a ABT, el 4.0 TDI V8 alcanza los 510 CV y un par máximo de 970 Nm, es decir, 75 CV y 70 Nm adicionales con respecto al SQ7 recién salido de fábrica. También está disponible el llamado ABT Sound Control, para variar la nota del escape.

ABT Audi SQ7
ABT Audi SQ7
ABT Audi SQ7

Lo que el preparador no ha anunciado es si ha conseguido mejorar las cifras de prestaciones del todocamino alemán, pero en todo caso, los registros de serie deberían optimizarse, al menos ligeramente.

En lo que a diseño se refiere, ABT ofrece elementos como pasos de rueda ensanchados, en ambos ejes, o un nuevo labio para el paragolpes delantero, que se añade al componente de serie, además de un spoiler montado sobre el techo (que puede ser de carbono), aditamentos para la parte baja de las puertas o cuatro salidas de escape específicas.

ABT Audi SQ7

Tampoco falta un nuevo juego de llantas de aleación, con 22 pulgadas de diámetro, que se ofrece en tres diseños diferentes. Las Sport GR, por ejemplo, están disponibles en un acabado negro mate o brillante, mientras que las llamadas HR-F pueden ser de color plata o ahumadas.

Por último, a falta de conocer precios, ABT Sportsline también tiene soluciones para el interior del SUV de Audi, como diversos componentes opcionales, desde molduras de fibra de carbono para el salpicadero o para los laterales de los asientos, hasta un un botón de arranque retroiluminado, por ejemplo, o listones con logo ABT en los umbrales de las puertas.