Al igual que el RS 6 Avant, desarrolla 700 CV de potencia.

ABT continúa en la cresta de la ola y no se quiere bajar. Si la semana pasada os hablábamos de la preparación sobre el Audi RS 6 Avant, ahora entra en acción el RS 7 Sportback; dos modelos que comparten el motor 4.0 V8 TFSI, biturbo, con 600 CV y 800 Nm... de serie. Ambos vehículos experimentan una ganancia de 100 CV y 80 Nm, hasta alcanzar los 700 CV y 880 Nm, gracias a una nueva centralita electrónica, que lleva por nombre ABT Engine Control.

Esta fuerza extra repercute ligeramente en la aceleración de 0 a 100 km/h, ya que el coche 'vitaminado' para el cronómetro en 3,3 segundos, mientras que el modelo de serie completa esta maniobra en 3,6. 

Galería: Audi RS 7 Sportback de ABT

Esto es solo el comienzo, porque, dentro de poco tiempo, el especialista germano lanzará un kit que podría alcanzar los 1.000 CV. Además, si echas un vistazo a los cambios estéticos experimentados en el RS 6 Avant, la berlina germana debería recibir estos nuevos componentes exteriores. No obstante, en las imágenes ya se pueden observar las nuevas llantas de aleación. 

Si nos centramos en los modelos oficiales, la gama añadirá la versión performance, que podría estar en el entorno de los 650 CV. De este modo, se situarían a la altura del Lamborghini Urus, con el que comparten mecánica.  

Este nivel superior mantendrá la transmisión automática con convertidor de par tiptronic, de ocho velocidades, con control de arrancada Launch Control. También, el sistema de tracción total permanente quattro, dotado de un diferencial central de tipo Torsen.

En condiciones normales de adherencia, el 40% de la fuerza mecánica se deriva al eje delantero y el 60%, al trasero, para dotar al coche de un tacto deportivo. Esta tecnología se puede complementar con un diferencial autoblocante trasero y el sistema de dirección a las cuatro ruedas. 

Audi RS 7 Sportback de ABT

Por supuesto, tanto el RS 6 Avant performance como el RS 7 Sportback performance dispondrán de la etiqueta Eco de la DGT, gracias a un sistema de hibridación ligera con red de 48 V, lo que les facilitará la circulación en zonas de tráfico restringido. 

Suspensión neumática, amortiguadores adaptativos, discos carbocerámicos, llantas de aleación de 22 pulgadas... Desde luego, aunque por fisonomía no son deportivos, la familiar y la berlina tienen 'material' suficiente para sorprender en zonas reviradas. ¡Los esperamos con impaciencia!