Es un 'Nueveonce' todoterreno, modificado al estilo de los coches que participan en la famosa carrera mexicana Baja 1000.

La compañía californiana Russell Built Fabrication acaba de anunciar la apertura de pedidos para su última bestia inspirada en la competición. Se trata de un Porsche 911 de generación 964, aunque totalmente modificado para ser un auténtico todoterreno, al estilo de los coches de la prueba 'off road' Baja 1000, que se celebra anualmente en la península de Baja California, en México.

Este salvaje paquete de mejoras para el 911 se fabricará a mano y a medida para el coche de cada cliente, con las especificaciones necesarias para el uso que quieran darle al vehículo. Es decir, la firma ofrece desde preparaciones homologadas para carretera, y aptas para el día a día, hasta coches totalmente de competición.

Galería: Russell Built Fabrication Porsche 911 Baja

Un todoterreno de primer orden

En cualquier caso, la base es un 964, cuyo chasis y suspensión se han reforzado a conciencia. Goza de vías ensanchadas (35 centímetros adicionales) o una batalla 7,6 centímetros más larga, y además ahora la suspensión va anclada al propio chasis y muchos componentes son nuevos, como los brazos superiores, fabricados en aluminio aeroespacial, o los amortiguadores, que son roscados, ajustables y con un recorrido de 30 centímetros.

En la parte trasera de este 911 'buggy', la suspensión también tiene un generoso recorrido, de 34 centímetros, gracias a amortiguadores con tres ajustes, además de una barra estabilizadora ajustable de estilo NASCAR. Las llantas 'fifteen52 Integrale' son de 15 pulgadas y montan neumáticos todoterreno Toyo Open Country A/T II.

Russell Built Fabrications 911 Baja

El habitáculo, que cada cliente puede personalizar a su gusto, puede estar completamente aligerado e integrar una jaula antivuelco de carreras y unos asientos Sparco SPC de fibra de carbono, o bien estar terminado a todo lujo. Una pantalla Motec, a modo de cuadro de instrumentos, muestra la información relevante sobre la conducción y, además, tiene función de adquisición de datos. 

Bóxer de 370 CV, para 1.270 kilos

La carrocería, creada con el objetivo de mantener la esencia del Porsche 911 original, como si se tratara de una versión especial lanzada por la propia marca en la década de los años 90, está fabricada con paneles de composite, duraderos y ligeros. Son nuevos los pasos de rueda, las puertas, el capó tipo rally o el techo, por ejemplo.

En cualquier caso, al prescindir de muchos de los elementos de serie de acero, el peso del conjunto se reduce en cerca de 200 kilogramos, quedándose en 1.270 kilos.

Russell Built Fabrications 911 Baja

El motor es un 3,8 litros bóxer de seis cilindros, refrigerado por aire, creado a partir del bloque original de 3,6 litros, al que le han aumentado la cilindrada. También son nuevos el sistema de admisión, algunos componentes internos del motor y la gestión electrónica, controlada por una centralita Motec.

Anuncia una potencia de 370 CV y un par motor máximo de 420 Nm. Tanto la caja de cambios manual como el sistema de tracción a las cuatro ruedas, son los de serie del 911 Carrera 4 964.