Como puedes comprobar, aguanta el peso de otro Porsche. ¡Alucinante!

Últimamente, no paramos de descubrir versiones del 'Nueveonce' clásico, transformadas en vehículos aventureros. El pasado mes de mayo, te informamos sobre un Porsche 996 al que se le había acoplado una tienda de campaña en el techo y, ahora, tienes ante ti un 911 Safari con todo lo necesario para pasar unos divertidos días en el campo.

Se llama 'Willy' y ha sido obra de la compañía Kelly-Moss Road and Race, a partir de un 911 3.2 Carrera Safari del año 1984. Desde luego, lo más espectacular ya lo has visto a través de la foto principal de este artículo: el coche es capaz de soportar cargas muy pesadas. 

Galería: Porsche 911 Safari 'Willy'

Para lograr esta extraordinaria capacidad de transporte, se ha aumentado la anchura de las vías y, por ende, los pasos de rueda, capaces de albergar grandes neumáticos BFGoodrich, destinados a rutas fuera del asfalto.

Es más, prácticamente toda la carrocería se ha retocado de una manera u otra. Incluso se ha añadido una baca, mientras que el habitáculo ha recibido una jaula para lograr esa resistencia excepcional.       

 

A todo esto hay que añadir muelles Eibach, que incrementan el recorrido de la suspensión, tanto en la parte delantera como en la trasera, además de amortiguadores de doble tubo, procedentes de la casa Exe-Tc. 

La cosa no acaba ahí, porque 'Willy' recibe asientos de cuero de la firma Recaro y una cámara trasera de asistencia al aparcamiento. No nos debemos olvidar de que esta preparación se beneficia de un motor bóxer de seis cilindros, con 3,4 litros, que entrega 345 CV.  

Desde luego, dentro de nuestra lista de vehículos aventureros, este Porsche 911 Safari está en una posición de privilegio.  

Fuente: Kelly-Moss Road and Race, vía Facebook