La versión deportiva del todocamino más grande del fabricante checo perseguirá a los malos por la calles británicas.

Si hablamos de coches de policía llamativos, muy probablemente, la palma se la lleven los Emiratos Árabes Unidos, con los hiperdeportivos que utilizan las fuerzas de seguridad de Abu Dabi o Dubái.

Sin embargo, ninguno de esos cuerpos policiales disponen, al menos de momento, del todocamino de siete plazas más rápido en el circuito de Nürburgring. Hablamos del Skoda Kodiaq RS, equipado con una mecánica de ciclo diésel, biturbo, con 240 CV. Ahora, la policía británica puede presumir de ese honor.

Galería: Primera prueba Skoda Kodiaq RS 2019

El SUV más rápido del fabricante checo adopta la indumentaria habitual de un coche patrulla al uso, además de añadirle elementos adicionales, como una barra de luces rotativas en el techo y varios focos de LED en la parrilla delantera y en el portón trasero.

También dispone de una sirena de 100 amperios de intensidad, capaz de emitir tres tonos diferentes, mientras que en el interior se anuncian adaptaciones especiales, como el sistema de comunicaciones que utilizan los servicios de emergencia. Las funciones especiales del Kodiaq RS se podrán activar a través de la pantalla táctil del sistema de infoentretenimiento, gracias a una actualización específica del sistema.

No es la primera vez que tenemos constancia de un Skoda convertido en vehículo policial. A principios de 2015, un Octavia recaló en la policía belga con un sistema automático de reconocimiento de matrículas. Por supuesto, se trataba de un Octavia RS.

Primera prueba Skoda Kodiaq RS 2019

Por otra parte, si nos sigues con asiduidad, sabrás que ya se han captado fotos espía de un prototipo de Kodiaq, con camuflaje en la parte delantera y trasera, lo que indicaría que se está desarrollando la típica actualización, a mitad de vida comercial, del todocamino más grande de la marca.

Es probable que esos reajustes de diseño se reduzcan al mínimo, como ha sucedido recientemente en el caso del Superb. En cualquier caso, es previsible que el futuro Kodiaq ofrezca, en opción, faros de LED matriciales y una versión híbrida enchufable, con tecnología heredada del propio Superb.