Estos nuevos SUV de gasolina sustituyen a los Alfa Romeo 159 Q4, con los que la benemérita ha estado patrullando durante los últimos años.

La Guardia Civil, en concreto la Agrupación de Tráfico, ha informado recientemente sobre la renovación de parte de su flota que, hasta el momento, contaba con varias unidades del Alfa Romeo 159 Q4, entre otros modelos.

Este mismo año, ya hemos presenciado la llegada a la Guardia Civil de otras incorporaciones más, como los 249 SEAT León ST y las 17 motos de la marca Yamaha, que se sumaron a la flota de la Benemérita en febrero, o los 85 Land Rover Discovery los 140 Jeep Compass, ambos anunciados en marzo.

El Ayuntamiento de Madrid, por su parte, comunicaba esta misma semana la adquisición de 23 Mitsubishi Outlander PHEV (híbrido enchufable) para la Policía Municipal.

Volviendo a los Alfa Romeo, los sustitutos de los citados 159 Q4 son 97 Alfa Romeo Stelvio, todos ellos con un motor turboalimentado de gasolina, de 2,0 litros de cilindrada y 200 CV de potencia.

Este bloque lo encontramos asociado a la transmisión automática con convertidor de par ZF, de ocho velocidades, así como a la tracción total Q4; un sistema con embrague multidisco.

De esta manera, trabajando conjuntamente con el control dinámico de la conducción Alfa DNA, se consigue un reparto de par adecuado entre los ejes, según las condiciones de conducción y del terreno.

Si se selecciona el programa Advanced Efficiency, el coche entenderá que se circula sobre firme deslizante, ajustando la curva del par motor, la actuación del sistema de frenos y la repuesta de la caja de cambios y del acelerador, además de los sistemas de control de estabilidad ESC y de tracción ASR.

Si se prefiere otro modo de conducción, también están disponibles los denominados Natural, Dynamic y Race.

Los 97 Alfa Romeo Stelvio cuentan de serie con los grupos ópticos adaptativos bixenón AFS y con componentes exclusivos para las labores de patrullaje, como son el puente luminoso con tecnología LED y el panel de mensajes abatible.

Desconocemos el precio que ha pagado la Guardia Civil por cada uno de estos coches, pero el coste base de esta versión es de 52.415 euros.