Rondará los 300 CV de potencia.

Con el Ford Focus 2019 ya a la venta, era solo cuestión de tiempo la aparición de variantes deportivas, como el ST que nos ocupa. Una versión que ha estado presente en las cuatro generaciones del compacto de la firma del óvalo y que, una vez más, llega para enfrentarse a modelos consolidados como el Volkswagen Golf GTI, el Renault Mégane RS o el Peugeot 308 GTi.

En cualquier caso, cabe recordar que no será un modelo tan monstruoso como el futuro Focus RS, del que se espera que llegue a 400 CV. El Ford Focus ST se ubicará por debajo y no será tan espectacular o veloz, pero tendrá un planteamiento igual de ambicioso: ser rapidísimo y, a la vez, utilizable en el día a día.

Atrevido, pero sin pasarse

La recreación, concebida por los especialistas en retoque digital de imágenes de Motor1.com, cobra vida en el color naranja ya visto en sus antecesores. La carrocería, de cinco puertas, es similar a la de las variantes ST Line, pero incluye elementos de diseño que le aportan una personalidad más dinámica. Como, por ejemplo, un paragolpes con una toma de aire inferior de mayor tamaño o una parrilla frontal con el logotipo ST, unos retrovisores de color negro o unas llantas de aleación, de 18 pulgadas.

Por lo demás, parece que no habrá grandes novedades en el habitáculo, a excepción de unos asientos deportivos firmados por Recaro, con la inscripción ST bordada.

Render Fod Focus ST 2019
Render Fod Focus ST 2019
Render Fod Focus ST 2019

Ford Focus ST 2019: con el motor del Ford Mustang

En el apartado mecánico, cada vez cobra más peso el rumor que asegura que el Focus ST recurrirá a la mecánica turboalimentada de gasolina, de 2,3 litros y cuatro cilindros, del Ford Mustang, con una potencia cercana a los 290 CV. Por otro lado, la presencia de un propulsor de ciclo diésel en esta generación, parece poco probable.

Lo que sí se sabe, a ciencia cierta, es que este compacto deportivo estará disponible con una caja de cambios manual, de seis velocidades, o bien una transmisión automática con convertidor de par, de ocho relaciones.

Cabe recordar que el Ford Focus ST 2019 será un compacto de tracción delantera y, teniendo en cuenta la cantidad de potencia que tiene que transmitir al suelo, parece casi seguro que incorporará un autoblocante. De esta forma, la tracción total quedaría reservada para su hermano mayor, el RS.

Por lo demás, se espera que el nuevo compacto llegue a los concesionarios este verano y que, en el mercado español, el precio de partida sea inferior a los 30.000 euros.

Galería: Render Ford Focus ST 2019