Ahora puede ser tuyo por apenas 40.000 dólares (35.070 euros).

La furgoneta de Volkswagen camperizada que estás viendo en esta noticia, puede que no tenga ni el número de ventanas, ni el aspecto impresionante de la Volkswagen Samba original. Sin embargo, conserva el encanto de este vehículo, que lo hace completamente diferente al resto. De hecho, no se parece en nada al clásico bus alemán, al integrar una cabina reconstruida al 100%, para convertirse en una autocaravana muy llamativa, de aspecto retro.

Galería: Volkswagen T1 Camper 1969

Volkswagen T1 1969, una base perfecta

La base es un chasis del Volkswagen T1 autobús de 1969, que todavía conserva sus cuatro frenos de tambor, aunque el motor original ha desaparecido. En su lugar, nos encontramos con un bloque 2.5, de origen Subaru. El vendedor asegura que la autocaravana puede alcanzar una velocidad máxima de 113 km/h y que es capaz de subir puertos de montaña con facilidad. El consumo medio de este vehículo transformado tan peculiar ronda los 15 litros cada 100 kilómetros.

Desde el exterior, podemos contemplar unas planchas de aluminio, montadas sobre un chasis de acero. En el habitáculo, el comedor se puede convertir en una cama de matrimonio, mientras que en la parte delantera, también encontramos otra cama para dos personas. Los paneles solares instalados en el techo se encargan de suministrar energía a dos baterías que dan servicio a los diferentes electrodomésticos del interior, como un microondas, una cafetera o el calentador de agua. Y el suministro de agua está garantizado por un depósito con 45 litros de capacidad.

Volkswagen T1 Camper 1969

Otros aspectos de comfort son, tal y como apunta el actual propietario, el aire acondicionado que "funciona perfectamente". Este detalle permite utilizar el vehículo independientemente de la época del año. Otra curiosidad es que incluye bola de remolque, por lo que podría tirar de un pequeño remolque. Revisa la galería que acompaña a esta noticia y podrás descubrir más detalles.

Volkswagen T1 Camper 1969

Para concluir, debemos apuntar que le precio de venta actual es de 40.000 dólares (35.000 euros aproximadamente) y que el vehículo se encuentra en Saint George, Utah (Estados Unidos). Estamos convencidos que esa cantidad es negociable y que podría ser inferior con tal de cambiar de dueño. ¿El motivo de la venta? Según el propietario, él ha comenzado un nuevo proyecto y necesita el dinero, el espacio y el tiempo necesario para hacerlo. Parecen buenos motivos, ¿no crees?
 
Fuente: TheSamba