Jamás un SUV ganó velocidad de una forma tan espectacular.

Buscar una carretera despejada, seleccionar el modo Corsa en el control dinámico de la conducción, activar el control de arrancada Launch Control y aplastar el acelerador contra la moqueta. Eso es lo que han hecho los responsables del canal de YouTube AutoTopNL, especialista en aceleraciones, al volante de uno de los SUV más rápidos del momento: el Lamborghini Urus 2019.

¿De que es capaz este todocamino? Sobre el papel, sería absurdo pensar que podría competir en prestaciones puras contra un Aventador o un Huracán, pero estás soñando si crees que podrías adelantarlo con un compacto deportivo. A fin de cuentas, el Lamborghini Urus 2019 es algo así como un Porsche Cayenne Turbo, con un aspecto más deportivo, un motor más potente y una puesta a punto todavía más dinámica.

Lamborghini Urus 2019: de 0 a 100 en menos de 3,5 segundos

Bajo el capó, este Lamborghini emplea una versión de 650 CV del bloque V8 biturbo de gasolina, de 4,0 litros de cilindrada, del Grupo Volkswagen. Está asociado a una caja de cambio con convertidor de par ZF, de ocho velocidades, y ofrece 850 Nm de par máximo, por lo que es capaz de hacer algo imposible para cualquier otro todocamino: superar la barrera de los 300 km/h de velocidad máxima, registrando una punta de 305 km/h. 

Eso es algo que queda patente en el vídeo que ilustra esta noticia: de acuerdo con la instrumentación digital, el SUV deportivo consigue acelerar de 0 a 100 en 3,43 segundos y alcanzar los 200 km/h en apenas 12,54 segundos, cifras que mejoran los registros oficiales, de 3,6 y 12,8 segundos, respectivamente.

En cuanto a la velocidad máxima, según el velocímetro es de 303 km/h... aunque en este caso, los 291 km/h registrados por el GPS parecen un valor más fiable. 

¿Lo mejor? La marca italiana ya está trabajando en un Lamborghini Urus ST-X, aligerado y enfocado a rodar en circuito, con el que pretende disputar una copa monomarca en el año 2020.

Galería: Lamborghini Urus 2018 primera prueba