El prototipo adelanta el sustituto del Spaceback... y soluciones estéticas para las futuras variantes RS.

Coincidiendo con la presentación del Kodiaq RS 2019, Skoda ha exhibido el Vision RS que, como ya explicamos, adelanta el nuevo compacto de la casa checa y soluciones estéticas para las futuras versiones RS. Desde luego, todo apunta a que el Spaceback va a reemplazarse con un modelo mucho más emocional, capaz de competir con más argumentos contra el Volkswagen Golf. Muy interesante...

Probablemente, este nuevo lenguaje de diseño más pasional se extenderá a otros modelos de producción. Volviendo al concept car, mide 4,35 metros de longitud, 1,81 de anchura y 1,43 de altura, combinados con una distancia entre ejes de 2,65 metros. Por lo tanto, es más largo, ancho y bajo que el Spaceback. Para el vehículo definitivo, esperamos proporciones similares.

También te podría interesar

En cuanto al maletero, ofrece 430 litros, 15 más que el propio Spaceback. Sí, además de ser un vehículo mucho más emotivo, logra ofrecer un carácter más práctico. 

El Skoda Vision RS presenta un sistema de propulsión híbrido enchufable, que combina un motor de gasolina, turboalimentado, 1.5 TSI con un propulsor eléctrico. En total, desarrolla 245 CV y permite al coche acelerar de 0 a 100 en 7,1 segundos y alcanzar los 210 km/h. También son destacables los 8,9 segundos que tarda en la recuperación de 80 a 120 km/h. 

Skoda Vision RS

La batería tiene una capacidad de 13 kWh, puede recargarse por completo en dos horas y media y proporciona una autonomía eléctrica de 70 kilómetros. En materia de emisiones de dióxido de carbono (CO2), el Skoda Vision RS registra 33 g/km, por lo que el coche es capaz de aunar eficiencia y buenas prestaciones.   

Esta novedad se complementará en el salón de París con los Karoq Scout y Sportline, así como con el Octavia G-TEC. Sin duda, un destacado surtido de novedades por parte de Skoda. 

Galería: Skoda Vision RS