La presentación oficial del SUV más pequeño de Volkswagen parece inminente.

El todocamino más pequeño de la firma de Wolfsburgo está cada vez más cerca de llegar a la producción. Al menos, así lo adelantan estos teasers del Volkswagen T-Cross 2018, que la propia marca ha dado a conocer.

Con un nombre que nos recuerda al prototipo presentado en el salón de Ginebra de 2016, parece que este SUV llegará a lo largo de este mismo otoño. Para hacer más llevadera la espera, el boceto de diseño oficial nos deja imaginar cómo será el nuevo modelo, a través de las líneas de diseño maestras de la zaga.

Sin duda, se trata de un 'regalo' mucho más ilustrativo que las fotografías espía que teníamos hasta ahora.

Galería: Volkswagen T-Cross 2018, nuevas fotos espía

Así será el rival del SEAT Arona 2018

Como aspecto importante, debemos recordar que el hermano del Arona se fabricará en la factoría de Landaben, Navarra, junto a la última generación del Volkswagen Polo. Por supuesto, ambos compartirán plataforma, la conocida como MQB A0, que estrenó el SEAT Ibiza y también emplea el propio Arona.

Por tanto, con una longitud cercana a los 4,1 metros, se colocará como el quinto todocamino de la marca alemana, justo por debajo del T-Roc. Eso sí, a pesar de sus contenidas dimensiones, VW asegura que ofrecerá una "cantidad sorprendente de espacio", así como una banqueta trasera deslizante, que ofrecerá unos centímetros extra para los ocupantes de las plazas traseras o algo capacidad adicional para el maletero, dependiendo de las necesidades. 

Otro aspecto en el que quiere marcar la pauta es en el de la seguridad. En este sentido, parece que contará con ayudas electrónicas a la conducción como el sistema de frenada de emergencia automática Front Assist o de alerta por cambio involuntario de carril Lane Assist.

Otros SUV de Volkswagen, a prueba:

En lo que al diseño frontal respecta, no hay grandes sorpresas ni nada que no hubiéramos visto en las fotos espía, con un lenguaje similar al que han empleado últimamente los Polo, T-Roc o Arteon. Otra cosa es la zaga, donde estrena unos pilotos que se prolongan a lo largo de todo el portón.

Respecto al habitáculo, todavía es un secreto, al igual que sucede con los motores. En cualquier caso, ambos aspectos deberían resultar similares a lo que ofrece el Polo.

En el plano mecánico, estaríamos hablando casi seguro de motores 1.0 TSI, a la espera de saber si se suma algún 1.0 MPI atmosférico, el 1.5 TSI o el turbodiésel 1.6 TDI. Lo que es casi seguro es que los conductores solo podrán optar por la tracción delantera, un requisito exigido por la plataforma MQB A0.

Como mencionábamos al principio, para salir de dudas habrá que esperar hasta el próximo otoño, aunque no necesariamente hasta el salón de París, al que Volkswagen podría no asistir. Sería una gran ausencia, pero no la única de la cita francesa, como te estamos contando estos días.

Otras noticias sobre el salón de París 2018:

Galería: Teaser Volkswagen T-Cross 2018