La nueva generación del SUV japonés se basa estéticamente en el prototipo FT-AC.

De forma astuta y casi silenciosa, el Toyota RAV4 2018 se presentó, en forma de adelanto, el pasado mes de diciembre en el salón de Los Ángeles. Sí, porque allí conocimos al prototipo aventurero FT-AC, que mostraba algunos rasgos que, ahora, podemos ver en la nueva generación del SUV japonés, mostrada en la cita de Nueva York.  

La base del Toyota RAV4 2018:

De un primer vistazo, comprobamos que el cambio estético es total en este nuevo Toyota. Llaman la atención el rotundo frontal y unas líneas muy marcadas en el lateral. Siguiendo las tendencias, el modelo asiático puede escogerse con carrocería bicolor. A priori, parece un diseño pensado para atraer al público estadounidense, amante de los coches 'contundentes'. De hecho, que la presentación se haya producido en el país de las barras y estrellas, supone toda una declaración de intenciones. 

Toyota RAV4 2018

Toyota RAV4 2018, con la plataforma TNGA

Echando un vistazo al habitáculo, la percepción de calidad es clara. Ahora, la pantalla del sistema multimedia, de entre 7,0 y 8,0 pulgadas, aparece en una posición flotante y, a través de ella, los ocupantes quedan conectados con el exterior, gracias a los protocolos Apple CarPlay y Android Auto. Asimismo, hay un cargador por inducción, además de un equipo de sonido, firmado por JBL.

Estructuralmente, el Toyota RAV4 2018 se basa en la plataforma TNGA, la misma de la que se benefician el Prius, el C-HR y el nuevo Auris. Respecto a su antecesor, las medidas exteriores son muy similares, aunque la longitud desciende muy ligeramente, hasta los 4,59 metros. A cambio, presenta más anchura y la distancia entre ejes crece a 2,68 metros.

Estas dimensiones y la nueva base modular pronostican un dinamismo optimizado. Además, los cortos voladizos resultan perfectos para alguna que otra aventura todoterreno. Más aún, al saber que el coche estrena un sistema de tracción total, que puede bloquear el reparto del par al 50% para cada eje. Además, la fuerza que llega al tren trasero se puede distribuir, de forma variable, entre las dos ruedas. 

Toyota RAV4 2018

Toyota RAV4 2018, gasolina e híbrido

Lamentablemente, no podemos hablarte de la gama mecánica para el mercado europeo. En principio, el Toyota RAV4 2018 renunciará a los motores turbodiésel. En ese caso, en la gama actual, confluyen un propulsor de gasolina, de aspiración atmosférica, con 151 CV, y un sistema híbrido, de 197 CV. 

Como en otros modelos de la marca japonesa, el Toyota Safety Sense forma parte del equipamiento de serie. Para el mercado estadounidense, incluye asistentes de luz de carretera y de frenada de emergencia automática con detección de peatones, control de velocidad de crucero adaptativo y sistema activo de alerta por cambio involuntario de carril. Además, el coche puede equipar el asistente de conducción en atascos.   

En Estados Unidos, el Toyota RAV4 2018 llegará en invierno, mientras que las variantes híbridas aterrizarán en 2019. Quedamos a la espera de saber cuál será la fecha elegida para el inicio de las ventas en Europa. 

Otras noticias de Toyota en Motor1.com:

Galería: Toyota RAV4 2018