Con más de 600 CV bajo el capó, sobran los comentarios sobre la forma de acelerar de estas dos berlinas.

Las superberlinas son automóviles fascinantes: tan rápidas como un deportivo y, a la vez, capaces de ofrecer el confort de un coche de lujo. Es el caso del BMW M5 2018 y el Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+, dos modelos que superan los 600 CV, aceleran de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y resultan perfectos para que te retiren puntos del carné. Y, además, por si no te habíais dado cuenta, son enemigos íntimos.

Sin embargo, entre ambos hay pequeñas diferencias. El Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ 2018 cuenta con una mecánica biturbo de gasolina, 4.0 V8, de 612 CV, aparejada al sistema de tracción total 4MATIC+, y a una transmisión automática con convertidor de par 9 G-TRONIC, de nueve velocidades. Suficientes para alcanzar 250 km/h (autolimitados), o bien, 300 km/h en caso de incorporar el AMG Driver's Package.

También te puede interesar:

Galería: BMW M5 2018: primera prueba

Por otro lado, el BMW M5 2018 también recurre a un motor biturbo de gasolina, con ocho cilindros en V, aunque en este caso, con 4,4 litros de cilindrada y 600 CV de potencia. También se trata del primer M5 de la historia con cuatro ruedas motrices. En concreto, recurre al sistema de tracción total M xDrive, que cuenta con la peculiaridad de incorporar un modo 2WD, para convertir a este BMW en un modelo de propulsión trasera... aunque en una carrera de aceleración lo más inteligente sería tenerlo apagado.

En lo que a la transmisión respecta, al igual que el Mercedes-AMG, recurre a una transmisión automática con convertidor de par, aunque con ocho velocidades (una menos que su oponente). En resumidas cuentas, con 12 CV menos que su contrincante, el BMW podría tener ligera desventaja. Es cierto que dentro de poco aparecerá el BMW M5 Competition Package, para dar la vuelta a la tortilla... aunque para eso habrá que esperar.

Volviendo sobre los dos protagonistas de esta noticia, ¿cuál ganaría en una carrera de aceleración? Te diremos que uno de los dos se ha alzado con la victoria en todos los intentos... aunque con una diferencia inferior a una décima de segundo. Así que, si quieres saber cuál es el vencedor, no tienes más que ver el vídeo.  

Más carreras de aceleración en Motor1.com:

Galería: Prueba Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ 2017