Honda remata su nueva familia Neo Sports Cafe con la polivalente CB300R 2018, la primera moto grande para aquellos que provengan de una 125.

La marca del ala ha querido ofrecer, con su nueva CB300R 2018, una moto que ofrezca grandes sensaciones, tanto por motor como por chasis, sin los inconvenientes de peso, coste y carné, implícitos en una motocicleta de más cilindrada.

Para lograrlas, la CB300R tiene muchas de las características de primer nivel que pueden verse en sus hermanas Honda de mayor cilindrada, sin perder el carácter minimalista de sus hermanas Neo Sports Café, de 125 y 1.000 cm3.

Honda CB300R 2018

Motor de 31 CV y bajo consumo

El compacto motor monocilíndrico de la CB300R 2018, con 286 cm3, DOHC, 4 válvulas y refrigeración líquida, lo comparte con la deportiva CBR300R. Entrega una potencia máxima de 31 CV (23,1 kW) a 8.500 rpm, con un par máximo de 27,5 Nm desarrollado a 7.500 vueltas. Un propulsor que está complementado con una caja de cambios de seis marchas, con una relación de cambio uniforme para una fuerte aceleración, que le permite desplazarse de 0 a 200 metros en solo 9,2 segundos.

Para reducir los costes de mantenimiento, el motor está diseñado con el menor número de piezas móviles posible. Detalles como los aros de pistón de baja fricción, el radiador con núcleo de alta densidad y la bujía de iridio, ayudan a aumentar la eficiencia en el consumo de gasolina.

El depósito de 10 litros de gasolina va escondido bajo una tapa angular, que aloja un tapón de llenado tipo aviación. Con un económico consumo de 30,2 km/l (modo WMTC), la CB300R puede recorrer más de 300 kilómetros con un depósito lleno.

Honda CB300R 2018

Suspensión regulable y solo 143 kilos en orden de marcha

En cuanto al chasis, la nueva CB300R 2018 cuenta con un bastidor totalmente nuevo, que combina acero prensado y tubular, para lograr un equilibrio entre rigidez y tacto preciso de reacciones. El basculante está construido en placa de acero, con sección transversal irregular.

La CB300R 2018 también equipa una horquilla delantera USD de 41 milímetros y un monoamortiguador trasero, que ofrece ajuste de precarga de muelle en cinco posiciones.

Una distribución de peso de 49,6%, delante, y 50,4%, detrás, proporciona un tacto preciso en el tren delantero, a lo que también ayuda su bajo peso en orden de marcha, de 143 kilos, y su compacta distancia entre ejes de 1352 milímetros. Todo, combinado con una altura del asiento de 799 milímetros, que convierte a la CB300R 2018 en una moto con gran capacidad de maniobra en el tráfico urbano diario.

Honda CB300R 2018

ABS, pantalla LCD y luces LED

La frenada se confía a un disco flotante delantero de 296 milímetros, sin buje, que trabaja con una pinza Nissin de anclaje radial y cuatro pistones. Por su parte, el disco trasero de 220 milímetros lo hace con una pinza de un pistón. Ambos frenos son modulados por un ABS de dos canales, que trabaja a través de un IMU (Unidad de Medición Inercial), para proporcionar una distribución precisa del ABS entre la rueda delantera y trasera. Los neumáticos son Dunlop radial de medidas 110/70 R17, delante, y 150/60 R17, detrás.

Por último, cabe destacar en esta Honda la delgada (23,5 milímetros) y ligera (230 gramos) pantalla LCD de instrumentos, que muestra la velocidad, las revoluciones del motor, el nivel de gasolina y la posición del cambio de marchas, con luces de advertencia dispuestas por la parte superior.

La iluminación completa de LED, que incluye los intermitentes, se suma a su imagen de moto de gran cilindrada. El faro proyecta una personal imagen de doble barra, la superior para el haz de luz corta y la inferior para el de luz larga. El piloto trasero es el más delgado jamás equipado por una motocicleta Honda.

Otras noticias de Honda en Motor1.com:

Honda CB300R 2018