Las ventas suponen un 7,7% de crecimiento, respecto a las de 2016.

Buenas noticias para el mercado automovilístico español. Según ANFAC, el año 2017 sumó 1.234.931 ventas de coches nuevos, un registro que supone una subida del 7,7%, respecto a los datos cosechados en 2016. Poco a poco, las adquisiciones se van situando a la altura de las establecidas en los años previos a la crisis económica y financiera que asoló nuestro país. Si nos fijamos en el último mes del curso, finalizó con 102.943 turismos matriculados, un 6,2% más que en 2016. 

Al echar un vistazo a los canales de matriculaciones, el de empresas fue el que logró una mayor subida porcentual, con un 12,8% positivo. Parece que el floreciente momento económico ha animado a muchas compañías a renovar sus flotas. También hay que destacar el incremento del segmento de los alquiladores, que llega al 9,2%. 

Por el contrario, el sector de los particulares subió únicamente un 4,4%, lo que demuestra que la ausencia del Plan PIVE, durante la mayor parte del año, ha contenido las compras de muchos potenciales clientes. Una lástima, ya que las ayudas directas por la entrega de un coche para convertirlo en chatarra han funcionado a la perfección en nuestro país. 

SEAT Ibiza 2017, primera prueba

La gasolina batirá al diésel

Hay que prestar atención a las adquisiciones según el tipo de motor. En 2017, se produjo un cambio extremo entre las preferencias de los españoles. De momento, la gasolina no ha superado al diésel en las cifras acumuladas, pero seguro que lo hará en 2018. Así las cosas, el 46,6% de los coches adquiridos montaba un propulsor de gasolina, mientras que un 48,3% utilizaba un propulsor turbodiésel. 

Por último, conviene repasar los vehículos nuevos más vendidos en España durante los últimos doce meses. El SEAT León, con 35.327 unidades, acabó líder el año, por delante de su hermano pequeño, el Ibiza, con 33.802 adquisiciones. El podio lo completó el Renault Mégane, con 32.148 matriculaciones. 

Dentro del top 10, todos los modelos pertenecen a los segmentos de los utilitarios y los compactos, excepto el Nissan Qashqai, sexto en la clasificación. El SUV japonés sigue mostrándose imbatible frente a sus numerosos rivales. Como conclusión, esperamos que el nuevo año nos traiga cifras aún mejores, señal de que la economía del país marcha a buen ritmo.  

Análisis de los superventas 2017 en España:

Galería: Prueba SEAT León TDI 115 CV 2017