Ya está aquí el tercer todocamino de la marca sueca.

Aún no se ha clausurado el salón de Frankfurt y ya podemos disfrutar de otra primicia mundial. Hablamos del Volvo XC40 2018, el tercer SUV de la marca sueca. Situado por debajo de los XC60 y el XC90, tiene como objetivo convertirse en un nuevo pilar de ventas de la firma nórdica, tal y como son sus hermanos mayores. 

El todocamino de Volvo se asienta sobre una nueva plataforma, denominada CMA, que también será la base de los futuros compactos de la casa. Por dimensiones, 4,42 metros de longitud, 1,87 de anchura y 1,63 de altura, se sitúa en el corazón de un segmento vital y se convierte en rival directo de los Audi Q3, BMW X1 y Mercedes-Benz GLA.

Volvo XC40 2018
Volvo XC40 2018

Volvo XC40 2018: gama mecánica

A partir de unos destacados cimientos, el coche propone una interesante oferta mecánica inicial. Todos los motores tienen en común la turboalimentación, una arquitectura de cuatro cilindros y la cilindrada de 2,0 litros. Las opciones de gasolina, conocidas como T3, T4 y T5, entregan 156, 191 y 247 CV, respectivamente. Por su parte, las mecánicas de ciclo diésel D3 y D4 rinden 150 y 190 CV. Veremos si llegan todas o no al mercado español.  

En otros países europeos, todos los Volvo XC40 2018, salvo las variantes T3 y D3, disfrutan de tracción integral AWD y cambio automático con convertidor de par de ocho velocidades. En el caso de las versiones más económicas, se comercializan de serie con tracción delantera y caja manual de seis marchas. Más adelante, se unirán a la gama un híbrido y un eléctrico.    

Volvo XC40 2018

Conjunto atractivo  

En el apartado estético, sorprende gratamente que apenas varía del prototipo 40.1 Concept, como te adelantamos en el teaser del vehículo. El empleo de dos colores exteriores y las luces diurnas con tecnología de tipo LED, con forma de Martillo de Thor, son dos de las notas más características de un conjunto realmente atractivo. En líneas generales, basta echar un vistazo para asociarlo rápidamente a la marca sueca.

En el elegante habitáculo, debemos resaltar la gran pantalla central de 9,0 pulgadas, la instrumentación totalmente digital y las originales salidas de aire, todas con formato vertical.

Entre los acabados, el R-Design se distingue por su chasis rebajado y su estética deportiva, marcada por unas llantas de aleación de 18 pulgadas, entre otros picantes aditamentos. Como buen Volvo, el XC40 2018 sobresale por la dotación de seguridad, que integra el asistente de conducción semiautónoma Pilot Assist.  

La producción del Volvo XC40 2018 se iniciará en noviembre, en la planta de Gante, Bélgica. Las primeras unidades llegarán a comienzos de 2018. Para hacerte una idea, el precio base en Alemania es de 31.350 euros. Si disfruta del mismo éxito que los XC60 y XC90, supondrá un gran espaldarazo para la marca sueca. A priori, nada tiene que temer a los rivales alemanes, con lo cual el punto de partida no puede ser más esperanzador...

Otras noticias de Volvo en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

Volvo XC40 2018