¿Quién dice que un familiar Premium no puede desenvolverse a la perfección por caminos?

De manera injusta, al hablar de familiares Premium, la mente puede llevarnos, exclusivamente, a las marcas alemanas. No debería ser así, porque Volvo también es protagonista, por méritos propios, en este nicho de mercado. Mucho más, si hablamos de modelos 'wagon'... con ciertos rasgos y aptitudes camperas.

Así es, desde hace un par de décadas, la saga aventurera Cross Country de la firma nórdica se ha ganado una reputación fantástica por todo el mundo; sobre todo, en los países con climas más extremos, por ofrecer soluciones fiables de transporte, independientemente del estado del asfalto (o del camino) y con un elevado nivel de confort. 

El último protagonista de esta familia es el V90 Cross Country, que analizamos en esta prueba. Se trata del derivado familiar del S90, al que la marca sueca ha integrado toda su tecnología, incluida la relativa a la conducción semiautónoma. Sí, Volvo no solo quiere ser referente en seguridad, sino también en las soluciones sin conductor.  

 

 

Estampa atractiva

Si comenzamos por su estética, los paragolpes exclusivos y las protecciones por todo el perímetro inferior de la carrocería le sientan como un guante. Desde luego, se distingue entre la jungla diaria de camino al trabajo o en cualquier escapada lúdica, algo a lo que ayudan sus grandes dimensiones: 4,93 metros de longitud, 1,87 de anchura y 1,54 de altura.

En el apartado de la habitabilidad, los 2,94 metros de batalla sirven para otorgar un espacio más que destacado, tanto delante como detrás. Incluso adultos de talla alta se pueden acomodar sin estrecheces en las plazas laterales posteriores. Como suele suceder, la central es la que registra unas dimensiones más justas y se ve perjudicada por el voluminoso túnel de transmisión.

Para transportar el equipaje, el maletero ofrece unos más que interesantes 560 litros, suficientes para una familia de tamaño medio, con dos hijos. Si se necesita aún más espacio, los asientos traseros pueden abatirse con tan solo pulsar un botón, un sistema que forma parte del equipamiento opcional del coche. El resultado, un volumen ampliado a 1.526 litros

Volvo V90 Cross Country 2017

Polifacético

Además de las protecciones exteriores, el Volvo V90 Cross Country 2017 se distingue del modelo convencional por incorporar de serie un sistema de tracción total, de funcionamiento automático, y por una mayor altura libre al suelo. En concreto, son 60 milímetros más, para alcanzar un total de 210. Parece convincente, ¿verdad?

Sin duda, lo es... tanto en el asfalto como fuera de él. En general, se disfruta más en largos viajes por vías de primer orden, por su destacado equilibrio entre confort y eficacia. Aunque también, he de confesarlo, resulta sencillo gozar de él por caminos en buen estado. Eso sí, no conviene atravesar pistas muy rotas, no por falta de capacidad motriz, sino porque nos arriesgamos a dañar las llantas de aleación de 20 pulgadas (opcionales).

A pesar de sumar casi 2.000 kilos en la báscula, el V90 Cross Country no desentona en tramos lentos y revirados. Es más, se puede viajar rápido y con un suficiente nivel de eficacia mientras las curvas van quedando atrás. ¿Magia? Más bien, un gran trabajo llevado a cabo en la suspensión, que puede contar con muelles neumáticos, y la dirección. También ayuda el control dinámico de la conducción Drive Mode, que permite seleccionar el programa más adecuado para cada caso.

Volvo V90 Cross Country 2017
Volvo V90 Cross Country 2017
Volvo V90 Cross Country 2017

Binomio adecuado

En el plano mecánico, escogemos el propulsor de acceso a la gama... y uno de los más demandados en España. Estamos hablando del motor de ciclo diésel D4, con 2,0 litros, cuatro cilindros, dos turbocompresores y 190 CV. Asociado a una transmisión automática con convertidor de par, de ocho velocidades, mueve con suficiencia al conjunto. Así lo corroboran las prestaciones oficiales, con una aceleración de 0 a 100 en 8,8 segundos y una velocidad máxima de 210 km/h.

En general, el funcionamiento del binomio motor-transmisión satisface. El bloque no presenta lagunas de rendimiento y la caja realiza los cambios de forma suave y eficaz. Todo, con un consumo combinado oficial de 5,2 litros cada 100 kilómetros que, en conducción real, sube algo más, sin dispararse en ningún caso.

La suma de tecnologías disponibles terminará de convencer a cualquiera. La instrumentación digital, de 12,3 pulgadas, o el asistente de conducción semiautónoma Pilot Assist, que nos 'ayuda' con la dirección, la velocidad y la distancia con el coche que nos precede, son dos de los muchos ejemplos disponibles en este apartado.

Volvo V90 Cross Country 2017
Volvo V90 Cross Country 2017

Mucha tradición detrás de él

La gama del Volvo V90 Cross Country 2017 puede escogerse con dos acabados. El primero no tiene denominación comercial, mientras que el más completo, el que nos ocupa en estas líneas, se conoce como Pro. La versión analizada cuesta 64.237 euros, pero, si no quieres desembolsar tanto, los precios de la familia campera arrancan en 57.447 euros.

En ningún caso, son cifras bajas, pero estamos hablando de un nivel de lujo que muy pocos pueden igualar. Si nos valemos de la tradición, al echar la vista atrás, comprobaremos que Volvo fue el primer fabricante Premium en desarrollar un coche de este tipo, el V70 Cross Country, en el año 1996. Después, llegaría el A6 allroad quattro, mientras que el Mercedes-Benz Clase E All-Terrain apenas tiene unos meses de vida. Ahí queda el dato...  

Volvo V90 Cross Country 2017

Equipamiento de serie: Airbags frontales para conductor y acompañante, airbags laterales delanteros, airbags de cabeza delanteros y traseros, climatizador automático bizona, control dinámico de la conducción Drive Mode, asistente de conducción semiautónoma Pilot Assist, freno de estacionamiento electromecánico, sensores de lluvia e iluminación, retrovisores exteriores con plegado eléctrico, tapicería de cuero, volante multifunción de tres radios, llantas de aleación de 19 pulgadas, sistema de tracción total, control de descenso de pendientes, pantalla táctil a color de 9,0 pulgadas, instrumentación digital de 12,3 pulgadas, carrocería con protecciones exteriores específicas y faros antiniebla con función de alumbrado en curva.  

Opciones: Sistema de llamada de emergencia y localización del vehículo Volvo On Call (1.069 euros), llantas de aleación de 20 pulgadas (943 euros), tapicería Nappa Sport (440 euros), asientos abatibles desde el maletero (314 euros), climatizador de cuatro zonas (755 euros), cortinillas solares (277 euros), cámara trasera de asistencia al aparcamiento (534 euros), techo panorámico (1.666 euros), suspensión neumática (2.075 euros) y Pack Business Pro -incluye sistema de aparcamiento asistido, sensores de aparcamiento delanteros, Sensus Connect Premium Sound Bowers & Wilkins y Sensus Navigation- (4.087). 

Más noticias de Volvo en Motor1.com:

Volvo V90 Cross Country Pro D4 AWD Automático

Motor Diésel, 4 cilindros en línea, biturbo, 1.969 cm3
Potencia 190 CV a 4.250 rpm / 400 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm
Caja de cambios Automática con convertidor de par, 8 velocidades
0-100 km/h 8,8 s
Velocidad máxima 210 km/h
Consumo 5,2 l/100 km
Tracción Integral AWD
Peso en vacío 1.879 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 560-1.526 l
Precio base 64.237 euros

Forma parte de algo grande

Prueba Volvo V90 Cross Country D4