El SUV alemán ha completado exigentes pruebas de resistencia por todo el mundo.

El salón de Frankfurt se acerca rápidamente, pero antes del evento, muchas marcas están mostrando sus novedades, con el fin de ganar notoriedad y no verse diluidas en la cita alemana.

La principal estrella de Porsche en el evento será la tercera generación del Cayenne, un modelo con 15 años de historia. En este intervalo, ha cosechado más de 760.000 ventas. Por tanto, no hace falta decir que es un vehículo clave para el crecimiento comercial de la compañía. 

Antes de que se descubra el próximo 29 de agosto, el representante germano es noticia estos días por una serie de imágenes y un vídeo, que vienen acompañados por algunos detalles de las pruebas de resistencia desarrolladas sobre él.

Porsche Cayenne 2018 test resistencia

De calles a circuitos 

En total, las unidades prototipo y los vehículos de preproducción han completado 4,4 millones de kilómetros en todo tipo de condiciones y con temperaturas entre -45 y 50º C. No solo eso, sino que el nuevo Cayenne ha sido sometido, además de a estas pruebas reales, a simulaciones virtuales, para comprobar el perfecto funcionamiento de todos y cada uno de los componentes del vehículo.  

Para asegurar un nivel de calidad óptimo en los modelos de producción, la marca de Stuttgart explica que los Cayenne han completado pruebas extremas que, muy probablemente, la mayoría de las unidades nunca experimentarán en su ciclo de vida. Además, algunos prototipos han realizado 240.000 kilómetros cada uno, en cuestión de meses, por carreteras rurales, vías de primer orden y calles.

Porsche Cayenne 2018 test resistencia

Nueva plataforma para bajar de peso

Desarrollado bajo el código E3, el Cayenne 2018 se ha probado por todo el mundo, incluyendo Alaska, el Valle de la Muerte (California, Estados Unidos), Dubái, Suecia, Finlandia, Nueva Zelanda, Japón y Sudáfrica, entre otros lugares. Por supuesto, también se puso a prueba en varios trazados, como el circuito italiano de Nardò y, cómo no, en Hockenheim y, sobre todo, en el desafiante Nürburgring-Nordschleife.   

Como hemos ido viendo en diferentes fotos espía, el modelo germano mostrará un diseño exterior evolutivo y un habitáculo derivado del que luce el Panamera. El principal cambio se dará en el estreno de la plataforma MLB Evo, empleada en el Audi Q7 y el Bentley Bentayga, y también en el próximo Volkswagen Touareg. Con toda probabilidad, el SUV verá reducido su peso y dispondrá de una versión híbrida enchufable, con 680 CV.     

Después de que se presente, la semana que viene, el Porsche Cayenne 2018 celebrará su debut público en el salón de Frankfurt y debería salir a la venta antes de final de año.   

Más noticias de Porsche en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

Porsche Cayenne 2018: test resistencia