¿Quieres comprarte un automóvil que pase a la historia? Te mostramos cinco modelos con un precio razonable... que se convertirán en coches clásicos.

2017 Mazda MX-5 RF

1.- Mazda MX-5 RF 2017

Son muchos los que piensan que un techo duro en un roadster solo sirve para añadir peso. Pero el RF siempre será recordado como el primer Mazda MX-5 con carrocería targa. Además, su techo duro retráctil de tres secciones, que se abre y cierra en tan solo 13,0 segundos, aporta un plus de practicidad... sin restarle nada de dinamismo. Por diseño, es uno de los Mazda más atractivos de los últimos años. 

Mazda MX-5 RF: más información en Motor1.com

Cinco coches nuevos que se convertirán en clásicos

2.- Alfa Romeo 4C 2017

El pequeño Alfa Romeo 4C supuso el regreso de la marca italiana a un segmento en el que militan automóviles de la talla del Porsche Boxster.

Aun así, tiene destacados argumentos para convertirse en un preciado coche clásico: un chasis fabricado en fibra de carbono y aluminio (que deja el peso 895 kilos), un propulsor turboalimentado de 240 CV situado en posición central y un diseño absolutamente espectacular.

Eso por no hablar de que transmite unas sensaciones al volante propias de un coche de carreras. Por supuesto, todo lo dicho es aplicable a su versión descapotable, el Alfa Romeo 4C Spyder.

Alfa Romeo: más información en Motor1

Cinco coches nuevos que se convertirán en clásicos

3.- Fiat 124 Spider 2017

El Fiat 124 Spider 2017 es un roadster de propulsión trasera basado en el MX-5 que recupera el nombre de uno de los Fiat más célebres de los años 60. Además, es un coche idóneo si te gusta conducir, ya que sus pequeñas dimensiones y un peso de tan solo 1.075 kilos hacen que cualquier movimiento de la carrocería sea muy sencillo de controlar a la perfección.

Su motor turboalimentado de gasolina 1.4 MultiAir de 140 CV y su cambio manual de 6 velocidades son grandes aliados en carreteras de montaña.

Fiat 124 Spider, más información en Motor1:

Cinco coches nuevos que se convertirán en clásicos

4.- Subaru BRZ 2017

El Subaru BRZ llegó en 2012, criticado por ofrecer una discreta potencia de 200 CV. Para mejorarlo aún más, recibió un restyling en 2016, en el que se introdujeron cambios de diseño, un nuevo alerón y retoques en la suspensión.

¿El resultado? Un deportivo con ingredientes propios de la vieja escuela: propulsión trasera con autoblocante, un motor atmosférico que funciona realmente bien en la zona alta del cuentavueltas (entrega 200 CV a 7.000 rpm y 205 Nm de par entre 6.400 y 6.600 rpm) y un dinamismo en el que, ante todo, prima la diversión al volante. 

Subaru, más información en Motor1:

BMW i3

5.- BMW i3 2017

Es el primer coche eléctrico de BMW, tiene una imagen futurista y el motor de 170 CV ofrece una aceleración propia de un GTI, como demuestra el hecho de que pase de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos.

También, pasará a la historia por el ser, junto con el BMW i8, el primer automóvil con chasis de carbono fabricado en serie (hasta ahora estos chasis se fabricaban a mano artesanalmente) y uno de los modelos más arriesgados de la historia de la marca. 

BMW, más información en Motor1.com:

 

Forma parte de algo grande

Cinco coches nuevos que se convertirán en clásicos