¿Es un sacrilegio o una curiosidad?

Los puristas de Ferrari podrán el grito en el cielo. De hecho, tal vez, sería recomendable que dejaran de leer ahora mismo. Si bien, a primera vista, podría parecer un Ferrari 250 GTE normal y corriente (un término que empleamos teniendo en cuenta que solo se fabricaron 950 unidades) es un Frankencar (o coche Frankenstein) en toda regla. A fin de cuentas, ha desaparecido el motor V12 Colombo Tipo 125, por una opción un tanto más, cómo decirlo... americana. 

No, no estamos de broma. Debajo del capó, encontramos un propulsor Chevrolet V8 383. Entre lo bueno, aparece el hecho de que la potencia crezca de 350 a 500 CV. Podríamos decir que este 'honrado' motor americano trata de agasajar al 'aristócrata' italiano con algo más poderío. Sin embargo, no es la única novedad que encontramos. 

Una nueva caja de cambios manual Tremec, de cinco velocidades, o una llantas de aleación réplica de Borrani, idénticas a las originales, terminan de redondear el conjunto

Ferrari 250 GTE... con motor Chevrolet

Ferrari 250 GTE con motor Chevrolet: una ganga

El coche fue adquirido, a buen precio, en San José (California). De hecho, al ver el anuncio, el actual propietario, Gary Briggs, pensaba que se trataba de de una réplica, y no un modelo original, dado su bajo precio. Sin embargo, lo que se encontró, cuando fue a verlo, era un deportivo sin motor ni caja de cambios. Es cierto, intentó buscar los originales, pero, al encontrarse en un callejón sin salida, optó por la mecánica 6.3 V8 de Chevrolet. Y no parece una mala salida, ya que el resto de componentes del coche eran originales. 

Aunque conducirlo debe de ser una experiencia única, Gary pensó en buscar un compañero de aventuras a la altura. El 'Superhauler', como le gusta llamarlo, es casi igual de estiloso... o más. Es un camión de bomberos del año 1971, que fue reinterpretado por Jack Dick Customs, en California, y cuenta con motor Detroit Diesel de  385 CV.

Ferrari 250 GTE... con motor Chevrolet


"El Superhauler nació como un deseo de tener nuestro propio medio de trasporte," comenta Gary. "Necesitábamos un vehículo extremadamente cómodo, con el que recorrer largas distancias". Con una cabina de aspecto cómodo y un diseño único, parece que ha conseguido cumplir con sus expectativas, ¿verdad?

Fuente: Motor Trend

Más noticias de coches clásicos Ferrari:

Forma parte de algo grande