El ganador es un Porsche 356B de 1962, en el que se han invertido dos años de trabajo.

Entre las joyas expuestas en el estand de Porsche, en la edición de 2017, del Salón Internacional del Vehículo Clásico ClassicAuto, ha destacado sobre todas el Porsche 356B de 1962, que ha ganado el III Concurso de Restauración organizado por la marca.

El Centro Porsche Madrid Norte ha sido el encargado de restaurar la versión Karmann de este Porsche 356B, equipado con un motor de 1.600 cm3 con cuatro cilindros y 75 CV. En su más de medio siglo de vida, este Porsche había sufrido reparaciones mal efectuadas, incorporaba piezas no originales y estaba afectado por la corrosión. Sin embargo, tras dos años de restauración, luce como recién salido del concesionario.

Porsche 356 1962

¿Cuál es el objetivo de Porsche con este premio? Resaltar que más del 80% de los coches fabricados en su historia todavía circulan, gracias a la buena labor de sus mecánicos y a su extenso catálogo de componentes, en el que todavía hay referenciadas más del 90% de las piezas fabricadas en toda su historia. Incluso, en el caso de que un componente estuviese descatalogado, la firma alemana tendría la capacidad de volverlo a fabricar, si fuera necesario incorporarlo en uno de sus coches clásicos.

Para restaurar el Porsche 356B, el primer paso fue desmontar hasta el último tornillo, para poder tratar la carrocería con un chorro de abrasión denominado Corindon Blanco, que eliminase el óxido y permitiese reconstruir las partes dañadas. Además, se han galvanizado la mayoría de los componentes, para mejorar su resistencia al óxido de aquí en adelante.

Porsche 356 1962

A continuación, se restauraron motor, frenos, suspensiones y salpicadero, además de sustituirse cualquier pieza defectuosa o que no fuera estrictamente de serie. Incluso, se llegaron a reconstruir algunas piezas, como los relojes del salpicadero, para devolverlas a su estado original.

Por ejemplo, el motor de este Porsche 356B tenía pérdidas de aceite generalizadas, por lo que se desmontó, se sustituyeron las guías y los asientos de las válvulas, se sustituyó la tapa de la distribución y la bomba de aceite fue reparada con soldadura en frío.

La entrega de premios del III Concurso de Restauración Porsche Ibérica ha estado presidida por el Responsable de Relaciones Públicas y Comunicación de Porsche Ibérica, que ha destacado la importancia de los coches clásicos para Porsche: "Como decía Ferry Porsche, necesitamos de nuestro pasado para crear el futuro".

Con esta filosofía, Porsche ha sabido fusionar como nadie la riqueza y los valores de antaño con la tecnología más vanguardista. La mejor prueba de ello es nuestro legendario Porsche 911, un coche que mantiene el estilo y la tradición de hace más de cincuenta años pero, al mismo tiempo, se coloca como un deportivo absolutamente único".

Porsche 356 1962

 

Más noticias sobre Porsche en Motor1.com:

Forma parte de algo grande