Requieren una inversión de 2 o 3 millones de euros.

Puede que el pasado año 2020 no haya sido precisamente ideal para los fabricantes de automóviles y para el sector en general, pero lo cierto es que en los últimos tiempos se han presentado muchísimos superdeportivos de altos vuelos, de prohibitivo precio y aptos solo para coleccionistas.

Modelos que en un futuro puede que se conviertan en iconos, como lo fueron en los años 90 los Cizeta V16T, Venturi 400 GT y Lister Storm, también muy especiales y exclusivos.

Hoy queremos repasar ocho de estos supercoches, algunos incluso hiperdeportivos, aunque cabe apuntar que hemos dejado fuera algunos como el salvaje Ferarri SF90 Stradale, ya que la marca de Maranello no ha limitado la producción de este modelo. Por tanto, vamos a centrarnos en coches más raros y caros, así que vete preparando la cartera.