¿Interesa comprar el SUV coreano con el motor atmosférico de gasolina 1.6 GDI, con 132 CV?

Si estás pensando en adquirir un SUV compacto de gasolina, seguro que esta Guía de compra te interesa, porque vamos a analizar el KIA Sportage 2019, el restyling del modelo coreano, con el propulsor atmosférico 1.6 GDi, de 132 CV. Se trata del motor de acceso a la gama, que secunda al turboalimentado 1.6 T-GDi, de 177. 

Hace unas semanas, en la toma de contacto del vehículo, te contamos su principal novedad: la incorporación de un sistema de hibridación ligera (Mild Hybrid) para la versión turbodiésel de 2,0 litros y 185 CV. En esencia, esta tecnología reduce el gasto de combustible hasta en un 7%.

Además, el Sportage luce ligeros retoques estéticos en la carrocería, para seguir resultando atractivo al mayor número de clientes posible. En fin, todas estas mejoras y los precios los tienes perfectamente explicados en estos dos artículos.  

En nuestro caso, queremos saber si la variante de 132 CV da respuesta a las necesidades propias de una familia. Antes de meternos en detalle, podemos adelantarte que hay puntos convincentes y alguno que no lo es tanto. Sigue leyendo, tras pinchar en la esquina inferior de la imagen.