Con etiqueta Eco de la DGT, 140 CV, cambio automático y un precio desde 22.140 euros, todo el mundo habla del todocamino francés,

Salvo contadísimas y raras excepciones, el concepto de SUV coupé tradicionalmente ha estado unido a firmas premium más que a las generalistas. Al menos, hasta ahora, que como puedes leer en esta prueba del Renault Arkana 2021, empieza a estar al alcance de todos los públicos.

Sobre todo, por un precio de partida que podemos considerar razonablemente barato, como son los 22.140 euros que Renault anuncia en su web comercial, con descuento y promociones (27.380, precio de tarifa).

Una cifra bastante interesante, para un coche que cuenta con un motor microhíbrido de 140 CV, etiqueta Eco de la DGT, caja de cambios automática de doble embrague, un diseño llamativo y mucho espacio interior. ¿Quieres conocerlo? Echa un vistazo a la galería de fotos... y sigue leyendo la prueba.

Galería: Prueba Renault Arkana 2021

El Renault Arkana 2021 es un SUV coupé compacto, con 4,58 metros de largo, más grande que un Captur y más llamativo que un Kadjar, gracias a una marcada y estilizada silueta. Eso sí, está construido sobre la plataforma CMF-B de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, por lo que tiene más en común con el propio Captur que con el Kadjar.

Además, con una batalla de 2,72 metros, ofrece un habitáculo bastante espacioso, con una gran cota de distancia para las piernas, una anchura buena para dos (justa para tres) y una altura correcta, viendo el tipo de modelo del que se trata. De hecho, diría que ofrece una buena amplitud para adultos en el entorno de los 1,80 metros, aunque la primera sensación pueda no resultar tan positiva.

Por su parte, el maletero alcanza los 513 litros de capacidad, que pueden crecer hasta los 1.269 litros, si se abaten los asientos, algo que se puede hacer en proporción 40/60.

Prueba Renault Arkana 2021
Prueba Renault Arkana 2021
Prueba Renault Arkana 2021

En las plazas delanteras, destaca un diseño moderno y bastante atractivo, que transmite una sensación de calidad más que razonable, aunque la presencia de algunos plásticos duros resulte demasiado evidente. Del mismo modo, el volante tiene un buen tacto y grosor, los mandos están bien repartidos y los asientos recogen el cuerpo a la perfección.

La gran protagonista del interior es la pantalla del sistema multimedia Easy Link, de formato vertical, al estilo tablet, que mide 9,3 pulgadas y se maneja de forma táctil. Eso sí, los controles del climatizador siguen siendo físicos, lo que siempre es una gran noticia.

El conductor también disfruta de un cuadro digital para la instrumentación, que mide 10,2 pulgadas y que ofrece distintas configuraciones. Esto, si nos centramos en el acabado R.S. Line, que es el que nos ocupa. En el de acceso, conocido como Intens, ambas pantallas tienen un tamaño menor.

Prueba Renault Arkana 2021

Si pasamos a la parte mecánica, esta opción de acceso a la gama es un representante microhíbrido, que toma como base el propulsor turboalimentado de gasolina 1.3 TCE, de 140 CV, asociado a la transmisión automática de doble embrague EDC, de siete velocidades. Por supuesto, la tracción siempre recae sobre el eje delantero.

El conjunto cuenta con el apoyo de una red eléctrica de 12 V, que le otorga el distintivo ambiental Eco de la DGT. Gracias a su empleo, se consigue homologar un consumo de 5,8 litros cada 100 kilómetros. Un buen registro que, durante nuestra prueba, estuvo un poco por encima.

En este sentido, la sensación general es que este Arkana 'mild hybrid' es una opción bastante eficiente en general, mientras que el Arkana E-Tech híbrido (tienes el enlace a la prueba justo arriba), consume mucho menos en ciudad, pero algo más en carretera. Sobre todo, cuando la batería eléctrica escasea. Sin embargo, es una sensación que corroboraremos cuando podamos conducir la versión híbrida con más tranquilidad.

 

A pesar de la baja cilindrada del motor, su respuesta es bastante satisfactoria. Sin excesos, pero el Arkana permite ganar con velocidad y viajar con velocidades de crucero elevadas, con cierta facilidad. Y todo, en un modelo cuyo propulsor trabaja de forma bastante agradable.

¿Y el cambio? Pues actúa con mayor sensación de suavidad que de rapidez (sin ser lento, ojo), lo que es bueno para quien busque una conducción confortable, aunque se echan de menos una levas en el volante, a la hora de llevar a cabo un manejo manual-secuencial. Sobre todo, en esta variante R.S. Line.

Tal vez, el mencionado acabado, que modifica la imagen exterior e interior del coche, sea lo más deportivo del conjunto, ya que sus prestaciones son las propias de un coche de uso cotidiano: 205 km/h de velocidad máxima y 9,8 segundos para pasar de 0 a 100. Eso sí, el coche se adapta a las necesidades de cada momento gracias al control dinámico de la conducción Multi-Sense, con tres modos: Eco, Sport y My Sense (personalizable).

Prueba Renault Arkana 2021

Para ir cerrando la prueba, solo nos queda por hablar del aspecto dinámico. En líneas generales, el Arkana 2021 es un coche que garantiza un alto grado de comodidad, sobre todo, en trayectos urbanos o a la hora de viajar. Sin embargo, no renuncia a un ofrecer un 'puntito' dinámico superior al de otros modelos del segmento (empezando por el propio Kadjar, sin ir más lejos).

Así las cosas, nos enfrentamos a un coche bastante ágil y preciso, que no se descompone en tramos de curvas, aunque su carrocería muestre un nivel de balanceo un poco más alto de lo deseable.

Prueba Renault Arkana 2021

Y si lo que te preocupa es el equipamiento, te diremos que puedes estar tranquilo. Tomando como referencia el Arkana R.S. Line de nuestra prueba, todo lo que ves en él está incluido de serie, salvo detalles muy puntuales, como el asistente de conducción autónoma (624 euros), el techo solar (1.143 euros) o acabado en color negro (312 euros), la tapicería de cuero (1.351 euros), el sistema de sonido Bose (727 euros) y la pintura Naranja Valencia (727 euros).

Por último, tema precios. Como decíamos al comienzo, la versión de acceso a la gama parte de los 22.140 euros, una cifra que en el caso del acabado R.S. Line, el tope de gama, asciende hasta los 26.740 euros (31.980 euros, sin descuento). Por tanto, no nos extraña que, en apenas tres meses de vida, ya haya acumulado 3.500 pedidos en España...

Galería: Primera prueba Renault Arkana Híbrido

Renault Arkana R.S. Line TCe 140 CV EDC Mild Hybrid

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.333 cm³
Potencia 140 CV entre 4.500 y 6.000 rpm
Par máximo 260 Nm entre 1.750 y 3.500 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague EDC, 7 velocidades
0-100 km/h 9,8 s
Velocidad máxima 205 km/h
Consumo 5,8 l/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,57 m
Anchura 1,82 m
Altura 1,58 m
Peso en vacío 1.336 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 513 l
Precio base 31.980 euros