Junto con el Compass 4xe, representan las opciones más avanzadas, en términos de electrificación, de la gama Jeep.

Hace algunos días, te hablamos de una de las últimas novedades de Jeep, el Compass 2020. Y ahora, llega el momento de ponerse al volante de uno de los SUV que se colocan como el acceso de la marca al mundo de los modelos híbridos enchufables.

En efecto, ponemos a prueba el nuevo Jeep Renegade 4xe 2020, un todocamino electrificado, de tipo plug-in, que se ofrece con dos escalones de rendimiento, acorde a las distintas necesidades de los conductores: con 190 y 240 CV de potencia.

De hecho, la denominación 4xe ('cuatro por e', literalmente) va a empezar a resultarte muy familiar, ya que se emplea en el segundo modelo ecológico de la marca, el Compass, y también se utilizará en la futura variante híbrida enchufable de un TT de culto como es el Wrangler, ya de cara a finales de 2020 o comienzos de 2021.

Galería: Jeep Renegade 4xe 2020

Entrando en la parte técnica, la base del esquema híbrido enchufable del Renegade 4xe es el propulsor turboalimentado de gasolina 1.3 GSE, que dependiendo de la versión escogida, entrega 130 o 180 CV de potencia. Su principal labor es mover el eje delantero del coche.

Junto a él, trabajan dos unidades eléctricas. La primera de ellas, colocada también en posición delantera, podríamos calificarla como un alternador-motor de arranque, ya que sus funciones son apoyar en fases de aceleración, trabajar durante el arranque o recargar la batería.

La segunda unidad se encuentra en el eje trasero, asegura 60 CV de potencia (44 kW) y es la encargada de dotar al conjunto de tracción total. Respecto a la autonomía eléctrica que es capaz de ofrecer, la firma asegura que son 50 kilómetros libres de emisiones.

Jeep Renegade 4xe 2020

Con un funcionamiento gestionado mediante la correspondiente unidad de control y una transmisión automática, con seis velocidades, el sistema se completa con una batería de iones de litio, de 11,4 kWh de capacidad.

Este elemento va colocado bajo los asientos traseros, lo que no evita que el maletero vea reducida su capacidad en 21 litros, pasando de los 351 a los 330 (la toma de carga va colocada en la parte trasera).

A la espera de poder probarlo con más calma, durante la presentación del modelo, hemos podido conducir una variante en su configuración de 240 CV de potencia y acabado Trailhawk. En líneas generales, el rendimiento del modelo es bastante bueno, ya sea funcionando como híbrido o como modelo 100% EV.

En el primer ámbito, el aporte eléctrico se deja sentir en todas las facetas de la conducción, haciendo del Renegade un modelo con una muy buena respuesta en todo el rango de revoluciones, aunque resulte complicado acercarse al consumo medio homologado por la marca, que queda establecido en los 2,1 litros cada 100 kilómetros.

En cualquier caso, sus prestaciones son más que correctas, con 199 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 en 7,1 segundos, al tiempo que el cambio automático trabaja con fluidez y la sonoridad que llega al habitáculo no es excesiva.

En modo 100% eléctrico, el Renegade se mueve a la perfección por el entorno urbano, aunque es cierto que sus posibilidades se extienden a vías rápidas, ya que la velocidad en el modo Electric alcanza los 130 km/h.

Jeep Renegade 4xe 2020

Respecto a los tiempos de carga, según información de Jeep, con una conexión de 2,3 kW, se puede reabastecer por completo en menos de cinco horas, mientras que si se recarga a 7,4 kW, la maniobra se lleva a cabo en algo más de una hora y media.

De cara a gestionar mejor el rendimiento del Jeep Renegade 4xe 2020, existen tres modos de conducción: Hybrid, en el que se busca la mayor eficiencia y el máximo ahorro; Electric, en el que siempre se circula libre de emisiones (hasta llegar al 3% de la capacidad de la batería); y e-Save, que permite ahorrar o recargar la batería (con las modalidades e-coasting y e-braking).

Y si nos centramos en la conducción 'off road', algo a lo que un Jeep nunca debería renunciar, además de la tracción total, cuenta con una capacidad de vadeo de 50 centímetros y una altura libre al suelo superior a los 21 centímetros (en la variante Trailhawk).

Del mismo modo, dispone del control de descensos Hill Descent Control y el control dinámico de la conducción Selec-Terrain, con hasta cinco modos de conducción, Auto, Sport (nuevo), Snow, Sand/Mud y Rock, así como las funciones 4WD Lock (bloqueo) y 4WD Low (sistema que actúa de manera similar a una reductora).

Jeep Renegade 4xe 2020

El Renegade 4xe está disponible en los acabados Limited, Trailhawk y S, con unos precios que oscilan entre los 39.750 y los 43.400 euros. Todo, en un modelo que cuenta con múltiples opciones de conectividad, una pantalla táctil de 8,4 pulgadas y ayudas electrónicas a la conducción como los faros Full LED, el sistema de control del ángulo muerto, el control de velocidad de crucero adaptativo...

Jeep Renegade Trailhawk 1.3 PHEV 240hp E6d At Eawd

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.332 cm³
Potencia 180 CV a 5.750 rpm
Par máximo 270 Nm a 1.850 rpm
Motor Delantero + trasero de 60 CV
Batería 11,4 kWh
Autonomía eléctrica 50 km
Caja de cambios Automática 6AT, 6 velocidades
0-100 km/h 7,1 s
Velocidad máxima 199 km/h
Tracción Integral 4xe
Longitud 4,24 m
Anchura 1,81 m
Altura 1,72 m
Peso en vacío 1.695 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 330 l
Precio base 42.400 euros