El todocamino japonés renueva su diseño, estrena un motor de gasolina y vuelve a ofrecer versiones con tracción total.

Lanzado en el mercado español en el año 2010, el SUV de Mitsubishi recibe un nuevo restyling, el cuarto en total y el tercero en tres años, de cara a seguir cosechando buenas cifras de ventas y seguir manteniéndose como el modelo más demandado de la marca en nuestro mercado.

De este modo, el Mitsubishi ASX 2020 estrena un frontal totalmente remozado, que sigue la línea marcada por los Outlander y Eclipse Cross y que cuenta con faros con tecnología de tipo LED. Este tipo de iluminación también se emplea en los pilotos, que son de nueva factura, al tiempo que se introducen cambios en los paragolpes, molduras laterales...

También, hay nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas y la gama de colores, compuesta por un total de siete opciones, estrena las pinturas Rojo Diamond y Bronce Coffee. Pero, como puedes comprobar en esta prueba, hay más aspectos interesantes...

Galería: Primera prueba Mitsubishi ASX 2020

Por tamaño, se sigue manteniendo en los 4,37 metros de longitud, por lo que sigue siendo una alternativa a los Nissan Qashqai, SEAT Ateca, Opel Mokka X...

Sus dimensiones compactas se complementan con un maletero de 406 litros, que podríamos decir que está algo por debajo de la media del segmento en el que habita.

Por su parte, la habitabilidad interior se mantiene vigente, por lo que nuestras sensaciones del Mitsubishi ASX 2018 (puedes leer aquí la prueba) se mantienen plenamente vigentes.

De hecho, hace un par de meses, comentábamos lo siguiente: "En las plazas posteriores, hay sitio suficiente para adultos de talla media, incluso viajando delante personas de elevada altura. Eso sí, por anchura, no es recomendable que tres adultos pasen mucho tiempo dentro del coche, pues no se encontrarán cómodos".

Donde sí hay cambios es en lo referido al equipo multimedia, que integra una nueva pantalla táctil, de mayores dimensiones, al pasar de 7,0 a 8,0 pulgadas. Independientemente del acabado, el sistema carece de navegador, por lo que cobra especial importancia la conectividad del smartphone, a través de los protocolos de conectividad Apple CarPlay y Android Auto.

Primera prueba Mitsubishi ASX 2020

Mitsubishi ASX 2020: un nuevo motor de gasolina

Probablemente, la mayor novedad la encontremos bajo el capó, con la adopción de un propulsor atmosférico de gasolina, de 2,0 litros de cilindrada, que llega para sustituir al 1.6 disponible en el modelo anterior. 

Esta nueva mecánica, incrementa la potencia hasta los 150 CV de potencia y el par máximo hasta los 195 Nm y se puede gestionar mediante una caja de cambios manual, de cinco relaciones, o con una automática con variador continuo, que recibe el nombre de INVECS-III CVT, dotada de seis etapas prefijadas y levas tras el volante.

Otro aspecto importante es la posibilidad de escoger entre la tracción delantera o un esquema de tracción total, una opción que el modelo precedente no ofrecía. El sistema se gestiona mediante un pulsador en la consola central y permite escoger entre tres modos: 2WD, 4WD Auto y 4WD Lock.

Primera prueba Mitsubishi ASX 2020

Durante la primera toma de contacto, hemos tenido la posibilidad de ponernos al volante de una unidad con tracción delantera y cambio automático. En líneas generales, la sensación que trasmite el Mitsubishi ASX 2020 es la de estar al volante de un coche en el que todo funciona con suavidad y refinamiento, siempre de manera progresiva.

Esos adjetivos son especialmente aplicables al funcionamiento del motor, al que le falta la buena respuesta que aporta el 1.5 turboalimentado del Eclipse Cross, a pesar de solo tener 13 CV menos. Eso sí, debemos esperar a disfrutar de un ejemplar con cambio manual para ver si, con él, se aprovechan mejor los 150 CV de potencia.

En el mejor de los casos, el consumo homologado en ciclo WLTP es de 7,1 litros cada 100 kilómetros, una cifra que en la unidad probada aumenta hasta los 7,8, debido a la inclusión de la transmisión automática. Y en condiciones normales, no es difícil superar esa cifra, con cierta facilidad.

Para finalizar, desde el punto de vista dinámico, no se aprecian grandes diferencias frente al anterior ASX: sigue siendo un SUV que transmite una sensación de aplomo elevada en vías rápidas, donde se encuentra mucho más cómodo que en tramos de curvas, en los que la dirección parece razonablemente certera, pero tiene algunos puntos no tan destacables. Por ejemplo, el cambio, que aunque cuenta con unas levas de excelente tacto, no ofrece un funcionamiento excesivamente rápido.

Primera prueba Mitsubishi ASX 2020

En términos de seguridad, sigue ofreciendo ayudas electrónicas a la conducción como el sistema de alerta por cambio involuntario de carril, el de frenada de emergencia automática, el de alerta de tráfico trasero o el asistente de luz de carretera.

Y respecto a los precios, si no tenemos en cuenta ningún tipo de campaña, arrancan en los 23.700 euros, del ASX 200 MPI Challenge, y alcanzan los 32.700, del ASX 200 MPI CVT Kaiteki+ 4WD. Ahora bien, actualmente, toda la gama tiene un oferta comercial de 4.600 euros, a los que habría sumar otros 2.400 euros, al recurrir al programa de financiación Promofinance.

Mitsubishi ASX 200 MPI CVT Motion

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, atmosférico, 1.998 cm3
Potencia 150 CV a 6.000 rpm / 195 Nm a 4.200 rpm
Caja de cambios Automática con variador continuo CVT INVECS-III, 6 etapas prefijadas
0-100 km/h 11,7 s
Velocidad máxima 190 km/h
Tracción Delantera
Consumo 7,8 l/100 km
Peso en vacío 1.406 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 406 l
Precio base 27.700 euros