Acelera casi tan rápido como el Clubman John Cooper Works…

Hace unos meses, pudiste leer la prueba que publicamos de la versión más pasional y deportiva del Clubman y, ahora, le toca el turno al MINI Countryman John Cooper Works, que se beneficia de la misma mecánica que el resto de modelos JCW de la gama.

Hablamos, por supuesto, de un bloque turboalimentado de gasolina, que cubica 2,0 litros y del que se extraen 306 CV de potencia y un par motor máximo de 450 Nm. Una mecánica que se convierte en la más potente jamás vista en los modelos con especificaciones de calle de la marca.

El restyling de la versión deportiva de esta segunda entrega, que se lanzó al mercado en 2017, no dispone de ningún cambio a nivel estético, como sí ha ocurrido con el Clubman, que ha ganado entradas de aire más generosas en el frontal y un paragolpes trasero de nueva factura, con difusor integrado.

Galería: MINI Countryman John Cooper Works 2019: primera prueba

En el habitáculo, ocurre lo mismo, destacando la pantalla táctil de 6,5 pulgadas que trae de serie, junto al sistema de infoentretenimiento MINI Visual Boost.

Quizá aquí lo más importante a tener en cuenta son los asientos y el volante de corte deportivo. Los primeros, agarran de manera muy correcta durante los desplazamientos laterales que puedan surgir durante la conducción.

De todos los John Cooper Works, sin duda, el Countryman es que el más espacio habitable tiene, gracias a unas cotas de 4,29 metros de largo, 1,82 de ancho y 1,56 de alto, superando los datos del Clubman; sobre todo, en el caso de la altura.

Estas dimensiones hacen posible contar con un maletero de 450 litros, que se puede extender hasta los 1.390, si plegamos la fila de asientos trasera. Sin duda, un buen ejemplo de coche en el que puedes disponer de una elevada sensación de deportividad, sin renunciar a la practicidad.

De acuerdo, este mayor tamaño condiciona un poco las prestaciones, pero el MINI Countryman John Cooper Works 2020 es capaz de realizar la prueba del 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, frente a los 4,9 segundos que tardan el Clubman John Cooper Works y el John Cooper Works GP. No me parece una diferencia abismal, la verdad.

La posición al volante es cómoda y ligeramente más elevada que en los mencionados anteriormente y la verdad es que el automóvil empuja con contundencia. Olvídate de quedarte pegado al asiento, sino que más bien, disfrutarás de una reacción al pedal derecho más fuerte de lo normal, aun siendo bastante progresiva.

MINI John Cooper Works Countryman 2019

En el circuito en el que lo hemos probado, da buena cuenta de los 306 CV, con la ayuda del sistema del sistema de tracción total ALL4 y la transmisión automática con convertidor de par Steptronic, de ocho velocidades.

Ya no está disponible la caja de cambios manual que se ofrecía anteriormente, pero, a cambio, tienes una mecánica con 75 CV y 100 Nm más que el modelo antecesor, que no es precisamente poco.

También estrena un diferencial autoblocante mecánico, que actúa únicamente en el eje delantero y que ayuda, y mucho, a mejorar la elevada dinámica del vehículo.

MINI Countryman John Cooper Works 2019: primera prueba

El coche se agarra muy bien al suelo, con una tracción fantástica y una carrocería que se mantiene firme, algo tan útil en nuestras vueltas al circuito como puede ser en cualquier situación del día a día, en la que puedan producirse deslizamientos inesperados.

El cambio tiene una respuesta bastante rápida, especialmente, si colocamos la palanca en la posición 'S', pudiendo realizar subidas y bajadas de marcha de manera manual-secuencial, gracias a las levas que tiene tras el volante y que trae de fábrica.

Además, en algunas ocasiones, podrás disfrutar de los pequeños 'petardeos' que llegan del revisado sistema de escape, aunque es algo más discreto que en el resto de versiones John Cooper Works de MINI.

MINI Countryman John Cooper Works 2019: primera prueba

Realmente, no es un coche pensado para 'correr', pero en general, ofrece la dosis de deportividad justa en muchos sentidos y siempre puedes sacarle algo más de partido, recurriendo al control dinámico de la conducción. Una función que actúa, principalmente, sobre la respuesta del acelerador y del cambio automático.

MINI Countryman John Cooper Works 2019: primera prueba

No esperes sensaciones similares a vehículos más compactos y pegados al suelo, pero puedes tener en tus manos un MINI muy pintón, que se conduce fácilmente y que dispone de elementos muy 'racing', como el sistema de frenos con pinzas pintadas de color rojo, que son de 360 milímetros en el eje delantero y de 330 en el trasero.

Respecto al precio de partida del MINI Countyman John Cooper Works 2020, está anunciado en 48.800 euros, apenas 1.500 euros más costoso que el Clubman John Cooper Works.

Galería: MINI Countryman John Cooper Works 2019

MINI Countryman John Cooper Works ALL4 Aut. 8 vel.

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.998 cm3
Potencia 306 CV entre 5.000 y 6.250 rpm / 450 Nm entre 1.750 y 4.500 rpm
Caja de cambios Automática con convertidor de par Steptronic, 8 velocidades
Velocidad máxima 5,1 s
0-100 km/h 250 km/h
Consumo 8,1 l/100 km
Tracción Total ALL4
Peso en vacío 1.675 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 450 – 1.390 l
Precio base 48.800 euros