Hemos tenido la oportunidad de conducir la primera generación de esta berlina, que nació como una alternativa a los modelos alemanes de la época.

Es cierto que algunos lo vieron como una réplica de la berlina alemana, pero el Lexus IS 200 consiguió colarse en los mercados de todo el mundo como una clara alternativa.

Y es que, siendo sinceros, la marca de lujo de Toyota se fijó mucho en la competencia, al menos hasta 2011, momento en el que decidieron adoptar un lenguaje de diseño más diferenciador.

Corría el año 1998 cuando el fabricante nipón lanzó este modelo, que se posicionaba como el de acceso a la gama Lexus, pero con muchos puntos a su favor para poner contra las cuerdas a los rivales, principalmente de origen alemán.

Galería: Prueba Lexus IS 200 de primera generacón

Por aquel entonces, los competidores a batir eran el Mercedes-Benz C 200, el Audi A4 1.8 T y el BMW 320i, todos ellos entre los 136 y los 150 CV de potencia y enfocados a un cliente que buscaba ligeros toques deportivos en un coche de dimensiones compactas y con acabados de cierta calidad.

Con estas premisas a la vista, el Lexus IS 200, que a nuestro país llegó en 1999, aparecía con una longitud de 4,4 metros y con un atractivo diseño, al que ponían la guinda final unos pilotos traseros de forma circular, que lo hacían inconfundible allí por donde iba.

Mecánicamente hablando, se optó por un motor gasolina de seis cilindros en línea, atmosférico, que cubicaba 2,0 litros. Con 155 CV, superaba a los anteriormente mencionados, optando por la propulsión trasera y por una caja de cambios manual, de 6 velocidades.

La unidad que hemos podido probar, lleva a sus espaldas 20 años de historia y 250.000 kilómetros de uso, lo que no ha impedido que podamos disfrutar de las sensaciones del que puedo decir que es uno de los coches más divertidos de conducir de Lexus, con permiso del Lexus LC 500h y del Lexus LFA, claro está.

Ya en el puesto del conductor, destacan los asientos acabados en cuero, un radiocassette de los que equipaban los automóviles del momento y una instrumentación muy original, con esferas cargadas de deportividad y, por supuesto, de tipo analógico.

Empiezo a entender que fuera uno de los coches más codiciados por los jóvenes conductores de antaño y eso que todavía no lo he puesto en marcha.

Prueba Lexus IS 200 de primera generación

Durante los primeros minutos de conducción, me sorprende la suavidad con la que sube la aguja del cuentakilómetros, empujando con soltura, pero sin brusquedad. La dirección tiene un tacto más bien duro, pero se suaviza conforme vamos cogiendo velocidad y es bastante comunicativa.

Cambiar de marcha en este Lexus IS 200 es una gozada, ya que cuenta con un recorrido bastante corto entre sus 6 relaciones, que hay que apurar todo lo posible para extraer las mejores prestaciones del motor de aspiración natural, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos y de alcanzar los 215 km/h de velocidad punta.

No percibimos una sonoridad exagerada dentro del habitáculo; más bien, un agradable sonido mientras el bloque térmico va subiendo de vueltas.

Prueba Lexus IS 200 de primera generación

Resulta sencillo y muy agradable tomar las curvas, en las que debo destacar el buen hacer de la suspensión, que mantiene el coche con firmeza, lo que hace que, en zonas con el asfalto menos cuidado, comunique en cierto modo las imperfecciones, aunque sin llegar a ser incómodo.

Siendo honesto, tengo que reconocer que el Lexus IS 200 tiene mucho de lo que buscaría si tuviera que comprar un coche en este momento.

Seguiremos echando de menos el cambio manual y la propulsión trasera en la gama de Lexus. O tal vez no, porque los he visto de segunda mano en Internet por entre 3.000 y 5.000 euros...

Lexus IS 200 (primera generación)

Motor Gasolina, 6 cilindros en línea, atmosférico, 1.988 cm3
Potencia 155 CV a 6.200 rpm y 195 Nm a 4.600 rpm
Caja de cambios Manual, 6 velocidades
0-100 km/h 9,7 s
Velocidad máxima 215 km/h
Consumo 8,6 l/100 km (NEDC)
Tracción Trasera
Peso en vacío 1.360 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 400 l
Precio base N.D.