Este SUV híbrido autorrecargable entrega 197 CV y se sitúa en la gama por encima del UX y por debajo del RX.

El lanzamiento de la primera generación del Lexus NX tuvo lugar en 2014 y justo el año pasado se benefició de un restyling. Básicamente, se centró en renovar el ya de por sí atractivo diseño de este todocamino de tamaño medio, que únicamente está disponible en esta versión híbrida autorrecargable, denominada 300h.

Con una longitud de 4,64 metros, lo encontramos en el catálogo de la marca de lujo de Toyota por encima del recién estrenado Lexus UX, de 4,49 metros de largo. Asimismo, queda por debajo del Lexus RX, con 4,89 metros en esta cota, alargándose hasta los 5,0 metros en el caso del de carrocería larga.

La unidad que hemos probado durante la presentación del 30 aniversario de la firma, contaba con el acabado F SPORT que, a mi parecer, resulta el más atractivo de todos. Te digo esto, porque dispone de unos paragolpes delanteros y traseros con unas líneas más dinámicas y deportivas, así como de una suspensión con un tarado específico, que aporta una mayor firmeza durante la conducción.

El habitáculo del Lexus NX 300h transmite una grata sensación de calidad percibida, pese a que el uso de material plástico es mayor del que me gustaría en un coche de categoría Premium.

Galería: Prueba Lexus NX 300h F SPORT 4WD

La consola central queda coronada por una gran pantalla de 10,3 pulgadas, de serie en la terminación F SPORT, para el sistema de infoentretenimiento, compatible con Android Auto y Apple CarPlay.

Para un uso más cómodo, en el túnel central disponemos del panel táctil Remote Touch Pad, encargado de manejar las funciones del sistema anterior.

Pese a que el aprovechamiento del espacio interior no es de los mejores del segmento, algo que notarán sobre todo los ocupantes de las plazas traseras, el maletero de 555 litros es uno de los más generosos de su categoría.

Prueba Lexus NX 300h F SPORT 4WD
Prueba Lexus NX 300h F SPORT 4WD

Como mecánicamente no ha cambiado desde su lanzamiento al mercado, seguimos hablando de un sistema de propulsión híbrido autorrecargable, compuesto por un motor de gasolina de aspiración atmosférica, de 2,5 litros de cubicaje, al que se unen dos propulsores eléctricos, uno para cada eje.

El primero de ellos ofrece una potencia de 155 CV, mientras que en los otros dos el rendimiento es de 143 y 69 CV, para el eje delantero y trasero, respectivamente.

La potencia resultante es de 197 CV, que es la misma en esta configuración con tracción total y en la de tracción delantera (que solo tiene una unidad eléctrica), también disponible en la gama, aunque no asociada al acabado F SPORT.

Prueba Lexus NX 300h F SPORT 4WD

De la transmisión no puedo decirte mucho más que lo que ya conoces. Se trata del habitual cambio automático con engranajes planetarios que dispone de seis marchas virtuales. Como suele ocurrir, lo mejor es pisar con suavidad el acelerador y olvidarse de cambiarlas manualmente con las levas que hay tras el volante, ya que no ofrecen la precisión que esperarías del clásico manejo del cambio en modo manual-secuencial.

En movimiento, la absorción de las inercias y de los baches que presenta el firme es correcto, sin ser el Lexus NX 300h un coche pensado para alejarse del asfalto, ya que la altura libre de la carrocería al suelo es de apenas 185 milímetros.

El tacto de la dirección es agradable y, en lo referido a la respuesta al pedal derecho, no es un automóvil que destaque por un empuje especialmente vivo. De hecho, hay que procurar no abusar del mismo, porque la reacción que vas a obtener no irá acorde con el crecimiento del consumo de combustible que vas a leer en ordenador de a bordo.

Prueba Lexus NX 300h F SPORT 4WD

Lo que te quiero decir es que hay que realizar una conducción muy ecológica para quedarse relativamente cerca de los 7,3 litros cada 100 kilómetros en ciclo mixto que homologa, sobre todo, teniendo en cuenta que hablamos de un vehículo que pesa 1.785 kilos.

Cierto es que en el control dinámico de la conducción vas a poder elegir entre los modos EV, ECO, NORMAL, SPORT y SPORT +, siendo el primero el que usa exclusivamente el motor eléctrico. Pero la realidad es que esto solo ocurrirá en situaciones a muy baja velocidad y la autonomía en modo eléctrico no superará los 2 kilómetros.

Por tanto, será en ciudad y a una velocidad no superior a unos 28 o 30 km/h donde puedas disfrutar realmente de la suavidad y del silencio de rodar en modo 'cero emisiones', con el consiguiente descenso del gasto de carburante.

Prueba Lexus NX 300h F SPORT 4WD

A modo de recordatorio, decirte que tanto la gama de Lexus como la de Toyota utilizan un sistema híbrido autorrecargable, acumulando la energía liberada durante el proceso de deceleración y de frenada, en la batería.

Aunque el precio de acceso del Lexus NX 300h es de 41.900 euros, en su acabado Eco, para el que estamos probando nosotros asciende a 61.400 euros, dado que estamos casi en la terminación más alta de cuantas se ofrecen en el modelo.

Pagando el importe de la unidad que hemos conducido, te llevarás de serie el paquete estético F SPORT, las ópticas principales Multi-LED, el techo solar eléctrico, el sistema de infoentretenimiento con pantalla de 10,3 pulgadas y el Lexus Safety System+, entre otros.

A falta de analizar lo que pasa con el más reciente Lexus UX, solo te digo que el NX ha estado apropiándose de gran parte de las ventas de la marca en España.

Lexus NX 300h F SPORT 4WD

Motor Gasolina + dos motores eléctricos
Potencia 197 CV
Caja de cambios Automática con engranajes planetarios
0-100 km/h 9,2 s
Velocidad máxima 180 km/h
Consumo 7,6 l/100 km
Tracción Total 4WD
Peso en vacío 1.860 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 555 litros
Precio base 61.400 euros